/

Vuelven las protestas por el acuerdo de trasvase de las aguas residuales de Garachico

4 minutos de lectura

Unas 200 personas se concentraron este domingo en el casco de Los Silos para exigir al Ayuntamiento que no permita el uso del emisario submarino comarcal

La polémica por el sistema de saneamiento de aguas residuales en la comarca de la Isla Baja ha vuelto a reactivarse en los últimos días, después de que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento silense (CC-PP) diera su visto bueno inicial al convenio con el Consejo Insular de Aguas de Tenerife que permitirá el trasvase de las aguas residuales desde Garachico hasta Los Silos para su eliminación a través del emisario submarino comarcal del Charco de la Araña. El PSOE silense marca diferencias con el Gobierno insular, que lidera el también socialista Pedro Martín, y habla de «traición al pueblo», mientras que la Plataforma Los Silos-Isla Baja logró reunir a casi 200 personas en una protesta que se desarrolló este domingo junto al Ayuntamiento de Los Silos para insistir en que «se puede depurar sin verter al mar».

Esta plataforma ciudadana, que defiende la puesta en marcha de un sistema de depuración natural, acusa al Gobierno silense de actuar «sin transparencia» por no llevar el acuerdo a Pleno. Insisten en rechazar el trasvase de las aguas residuales desde Las Cruces, en Garachico, y reclaman que el Consistorio se oponga a «cualquier convenio de vertidos». En esta concentración se volvieron a ver pancartas en las que se exige «depuración natural, ya», y se rechazan los vertidos al mar «ni aquí ni allá». Junto al antiguo convento se colocó un gran «basta ya» y también pudieron leerse carteles con mensajes como «depuradora natural es lo mejor para tu mar».

El portavoz de esta plataforma, Roberto Hernández, aseguró a Daute Digital que el Consejo Insular de Aguas de Tenerife solo ha ofrecido «migas» al Consistorio silense: «Solo ofrece financiar el proyecto de la estación depuradora de El Polvillo –la gran depuradora natural que reclama este colectivo– y a estudiar la viabilidad de otras depuradoras naturales en los núcleos de medianías de Tierra del Trigo y Erjos, pero no se compromete a construirlas». A su juicio, el verdadero interés de este organismo insular es utilizar el emisario de Los Silos para «verter la salmuera si finalmente llega a construirse una desaladora».

El Cabildo elige Sibora para ubicar la primera gran desaladora del Norte

A finales de 2020, el alcalde de Garachico, José Heriberto González (CC), aseguraba que su municipio se encontraba en un callejón sin salida respecto a la depuración de aguas residuales: «No sé lo que decidirán en Los Silos. Comprendo su situación; entiendo que todos queremos hacer lo mejor para nuestro municipio, y sé también que todos tenemos presiones. Ojalá en unos años Garachico no tenga que bombear sus aguas residuales a ningún lugar, pero en estos momentos no nos han dejado ninguna alternativa. Sólo nos dejan verter las aguas previamente tratadas a través del emisario comarcal de Los Silos, es una obligación, no nuestra voluntad». En enero de 2021, el consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del Cabildo, Javier Rodríguez Medina (PSOE), reconocía que antes de poner en marcha el nuevo sistema sería necesario reparar el emisario silense.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)

Noticia anterior...

Transición Ecológica concede al Ayuntamiento de El Tanque 50.000 euros para el mirador de La Atalaya

Siguiente noticia...

‘Hogares ecológicos’ enseña compostaje y reciclaje a los vecinos de Garachico