Transición Ecológica concede al Ayuntamiento de El Tanque 50.000 euros para el mirador de La Atalaya

3 minutos de lectura

El Gobierno de Canarias financia la actualización de la edificación para que ésta cumpla con la normativa del nuevo Código Técnico de la Edificación

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha concedido al Ayuntamiento de El Tanque una subvención directa de 50.000 euros para la redacción del proyecto denominado ‘Mirador de La Atalaya’ de acondicionamiento del citado mirador y construcción de un mirador voladizo en el paraje de dicho término municipal. Este proyecto tiene como objeto la construcción del mirador, actualizando la actual edificación, para que ésta cumpla con la normativa del nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) e integrarla en el nuevo diseño del futuro mirador.

El CTE es el marco normativo que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación (LOE).

El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, destaca que “este proyecto se caracteriza por ser un intento de reforzar los recursos endógenos de El Tanque potenciando los principales activos municipales y aprovechando el carácter estratégico que ha tomado el municipio a raíz de la apertura del anillo insular por la vertiente norte de la isla de Tenerife”.

El citado proyecto cuenta con las siguientes actuaciones: limpieza del entorno, mejora y acondicionamiento de acceso peatonal, y mejora y acondicionamiento de una cafetería mirador y de una plataforma-mirador flotante.

Todos estos aspectos ponen de manifiesto la idoneidad de potenciar los principales activos turísticos que dispone la localidad garantizando la ejecución del citado proyecto, que aspira a convertirse en un lugar único en el ámbito insular, subrayó Valbuena.

Este mirador, que cuenta con excepcionales vistas a la Isla Baja, tiene un gran valor añadido que incentiva aún más si cabe su visita, como son los viejos lavaderos de la Atalaya. Además, fue utilizado durante siglos como atalaya para advertir posibles ataques piráticos muy frecuentes y devastadores para la población.

Noticia anterior...

El Cabildo promueve la concurrencia de empresas tinerfeñas en licitaciones internacionales

Siguiente noticia...

Vuelven las protestas por el acuerdo de trasvase de las aguas residuales de Garachico