Román Martín deja la Alcaldía de El Tanque tras ratificarse su condena

8 minutos de lectura

El TSJC confirmó ayer viernes la condena de 12 años de inhabilitación al alcalde tanquero

El alcalde de El Tanque, Román Martín, acaba de anunciar en su perfil en la red social Facebook que deja la Alcaldía, un día después de que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ratificara su condena a 12 años de inhabilitación por prevaricar al autorizar la apertura de la mini residencia de mayores del municipio.

En su comunicado de despedida, Martín da las gracias al pueblo de El Tanque por darle «la oportunidad y el honor de servir y defender los intereses de este noble municipio», y reconoce que da el paso de dimitir «tras conocer la desestimación del recurso de apelación del Tribunal Superior de Justicia de Canarias por la apertura de la residencia geriátrica de El Tanque».

Su dimisión entrega el bastón de mando a Esther Morales

«Finalmente los tribunales me han condenado a 12 años de inhabilitación para cargo público y por tanto me veo en la obligación de abandonar el cargo de alcalde – presidente del Ayuntamiento de El Tanque e iniciar los procesos formales para la elección de la primer edil y la nueva corporación municipal», anuncia. Su sustituta en el cargo será por primera vez en la historia local una mujer: la socialista Esther Morales, que hasta ahora ocupaba la primera tenencia de Alcaldía.

«Este viernes 2 de julio di traslado al grupo de gobierno del contenido de la sentencia, así como al secretario del consistorio y al personal municipal, agradeciendo estos diez intensos años de gobierno al frente de la máxima institución local. Con apenas 27 años, hace justamente diez años, asumí la Alcaldía en un contexto extremadamente difícil. Sin embargo, con esfuerzo y constancia logramos salir adelante y convertirnos en un municipio referente en la comarca, liderando los mayores índices de inversión de nuestra historia reciente y encadenando varias mayorías absolutas igualando, incluso, los mejores resultados electorales del histórico alcalde Federico Pérez Hernández», explica en su despedida.

Martín manda un mensaje a Pablo Estévez (NC), quien fuera alcalde y compañero suyo en el partido socialista: «Podría hacer un extenso recorrido del calvario y linchamiento judicial que he sido sometido durante los últimos ocho años, principalmente por un partido y un señor que desde la venganza, el egocentrismo y la soberbia nunca ha aceptado que el chico haya logrado un respaldo popular sin precedentes en nuestra organización socialista. Sin embargo, ni yo, ni el pueblo, creo que merezca más ruido, sabiendo las grandes dificultades que se están atravesando en estos períodos pandémicos».

«Quiero cerrar esta etapa de mi vida con la satisfacción de haberme entregado al máximo. Se ha evitado la quiebra del Ayuntamiento y entrego un municipio próspero, organizado, con planificación y además con casi dos millones de euros de saldo corriente en las cuentas del consistorio local», subraya antes de asegurar que «la historia es caprichosa, la última entrevista del histórico líder Federico Pérez puso de manifiesto que le había quedado pena no llegar a construir la piscina municipal a pesar de dejar 70 millones de pesetas para su construcción, que el señor Estévez descartó y no ejecutó. Los acontecimientos se suceden y 26 años después, puedo decir alto y claro que dejo en el Ayuntamiento el proyecto redactado, los informes urbanísticos y 344.000 euros para la licitación y construcción de la piscina municipal de El Tanque, entre otros muchos proyectos como la Escuela Infantil (975.000€) o la Escuela de Hostelería y Cocina».

Foto María Pisaca

Román Martín señala que este viernes habló con el presidente del Cabildo de Tenerife y secretario general insular del PSOE, Pedro Martín, así como con la diputada Nira Fierro, miembro de la ejecutiva regional, para informarles, pese a que ya no milita en el PSOE, de que «la organización local de El Tanque propondrá como candidata a la alcaldía a Esther Morales Sánchez, deseando alcanzar la mayoría suficiente del plenario y por tanto la primera mujer alcaldesa de la localidad».

«Esther Morales goza de todo mi apoyo y admiración, tiene experiencia, tiene los conocimientos necesarios, tiene el respaldo de toda la organización y además estará rodeada de seis concejales que la ayudarán en la toma de decisiones y, por supuesto, siempre me tendrá a su lado cuando lo estime necesario», apunta Martín.

Pese a su condena a 12 años de inhabilitación y de encontrarse a la espera de un segundo pronunciamiento judicial, que podría costarle otros 14 años de inhabilitación por contrataciones irregulares, Román Martín sentencia que se marcha «con la cabeza alta, con la misma humildad con la que entré y además con el inmenso honor de recibir el cariño de todos los vecinos allá por donde vaya. La apertura de la residencia geriátrica era un deber inexcusable que como alcalde socialista y vecino de este municipio no estaba dispuesto a tolerar siendo, además, conocedor de la necesidad que suponía para las personas mayores y dependientes de nuestro pueblo y además el estímulo laboral que supone este servicio llegando a generar 40 empleos directos anualmente».

Su comunicado concluye con el anuncio de que «en los próximos días se convocará oficialmente el pleno para la elección del primer edil, se formalizará mi renuncia y la toma de posesión del acta vacante, paralelamente presentaré el recurso de casación ante el Tribunal Supremo ante lo que sigo considerando una condena, que aunque legítima, me parece excesiva y desmesurada».

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)

Noticia anterior...

La Junta de Seguridad decide intensificar al máximo la vigilancia para doblegar la nueva curva de la COVID en Canarias, especialmente en Tenerife

Siguiente noticia...

CC solicita reducir el aforo en el transporte público y aumentar la frecuencia de guaguas y tranvías