Macarena Fuentes: “La realidad del Ayuntamiento de Los Silos no se asemeja ni un poquito a lo que veía en la oposición”

14 minutos aproximados de lectura

El 15 de junio Macarena Fuentes (CC) hizo historia en el municipio de Los Silos. No solo por convertirse en la primera alcaldesa de la villa, sino también por poner fin a 16 años ininterrumpidos de mayoría absoluta del PSOE, aunque su candidata, Inmaculada León, fue la más votada en las elecciones. Lo hizo gracias al apoyo de los dos concejales del PP, dado que siempre tuvo claro que con el PSOE no iba a gobernar. El “gusanillo” de aportar su granito de arena a la sociedad lo tuvo siempre, pero nunca se planteó ser alcaldesa ni concejal. Tampoco entrar en política. Si finalmente lo hizo “es por culpa o gracias a su marido”, quien siempre la apoyó. La regidora local lleva también las áreas de Policía Local y Seguridad y Sector Primario. Conoce el mundo de la agricultura porque tiene una pequeña finca de plátanos y considera que durante sus ocho años en la oposición ha hecho una importante labor con los agricultores de la comarca.

-¿Cómo se encontró el Ayuntamiento?

“Una vez que estás dentro es diferente, en la oposición ves las cosas mal, pero cuando abres la caja de Pandora y ves la realidad, ésta no se asemejaba ni un poquito a lo que veía como miembro de la oposición. Estos dos meses han sido muy duros porque nos hemos encontrado muchos problemas. Lo más agradable han sido los trabajadores, que nos hacen llevar mejor y hasta en ocasiones más divertido, el día a día, porque son muchos frentes abiertos. Quien me conoce sabe que soy una mujer luchadora, de las que se meten un reto en la vida y tienen que conseguirlo, aunque mi objetivo nunca fue llegar a la Alcaldía”.

¿Y por qué lo hizo entonces?

“Casi por casualidad. En el 2011 iba de número 4 en la lista de CC. Me convenció el proyecto político de su candidata, Leticia Hernández, pero a los seis meses de tomar posesión, por circunstancias personales, ella abandonó la primera línea de la política y quedé al frente de un grupo de seis concejales que eran compañeros pero que no los había elegido yo. Ahí comencé a abrirme puertas en el Cabildo y en el Gobierno de Canarias, a pelearme en los plenos como podía porque era novata y tenía enfrente mío a personas que ya tenían experiencia en política. Así he llegado hasta aquí, aprendiendo a base de estampidos y a luchar contra unas personas que no creían en lo que la oposición decía, pese a que nunca he hecho política de forma destructiva. Me gusta dar mi opinión bajo el consenso, la tranquilidad y el poder hacer las cosas bien. No por chillar más en los plenos vas a conseguir las cosas”.

-¿Tuvo colaboración del PSOE en la transición del gobierno?

“El anterior alcalde, Santiago Martín, se reunió conmigo y me dijo cuatro cosas puntuales que él consideró que tenía que saber, igual que lo hicieron algunos concejales. Pero después ves la realidad y te encuentras con muchas trabas en el camino: la primera, el presupuesto. La segunda, el desorden que hay dentro del Ayuntamiento, con facturas pendientes de pago, algunas desde 2016. El PSOE estuvo 16 años gobernando y dando muestras de que el barco no iba a buen puerto sino a la deriva. De hecho, la información me llegaba mejor y en tiempo y forma por parte del secretario que del grupo de gobierno. Eso sí, siempre he ido de la mano con ellos en iniciativas y proyectos que redundaban en beneficio del municipio”.

– En esa caja de Pandora que se ha encontrado está la situación financiera de un Ayuntamiento que estuvo a punto de ser intervenido. ¿Cuál es el estado las arcas municipales?

“Ahora mismo la situación es bastante complicada. Estamos intentando aprobar unos presupuestos e intentando encajar la contesta del Ministerio de Hacienda. Unos presupuestos que, dicho sea de paso, nunca se llevaron a pleno y que llevan ocho años prorrogados y eso significa muchas cosas malas para un Ayuntamiento. Lo que nunca entendí estando en la oposición es cómo un gobierno con mayoría absoluta no ha sido capaz de aprobar las cuentas. Y si este equipo logra hacerlo ahora lo va a tener bastante complicado, porque no son sus presupuestos. Pero si no lo hacemos, en los próximos cuatro la situación económica irá a peor. El PSOE no ha aprobado un presupuesto porque no ha querido tomar decisiones que son duras. Nuestra idea es poner al día a los vecinos de la herencia recibida, porque somos responsables a partir del día de la toma de posesión, no antes. Eso sí, quiero que se queden tranquilos, porque el nuevo gobierno no se va a poner a llorar en las esquinas, sino a buscar soluciones que gustarán más o menos, pero que serán realistas y acordes con el pueblo”.

¿Qué decisiones difíciles debe tomar su gobierno?

“Estamos trabajando en ello. Después de las fiestas patronales de Nuestra Señora de La Luz, en septiembre, vamos a formar una asamblea vecinal y vamos dejar las cosas claras con informes y con la presencia de la secretaria interventora, los técnicos y personas responsables que podrán demostrar por qué tomamos determinadas medidas para poder conseguir una mejor estabilidad y unos mejores servicios durante los próximos años, aunque primero lo vamos a pasar un poquito justos. Por poner solo un ejemplo, el alumbrado. Quizás nos estamos gastando mucho dinero en el alumbrado de Navidad. A todos nos encanta tener el pueblo bonito, pero estamos acarreando un gasto económico a las arcas municipales cuando la situación no es muy buena. Aquí se ha gastado mucho dinero por no tener una planificación. Estamos haciendo un inventario porque ha habido mucho despilfarro. Cuando falta algo, el Ayuntamiento compra y paga. He entrado a habitaciones donde está a tope de material y muchos no saben que existe. Esa es la fiscalización que tanto CC como PP decíamos en la oposición que se debía hacer. No echar gente a la calle, jamás hemos pensado eso. Vamos a proteger al personal porque lo necesitamos. Las medidas tienen que ser otras, como evitar gastos innecesarios”.

-¿Se reducirán los sueldos del grupo de gobierno?

“He sido muy crítica con los sueldos del anterior grupo de gobierno y quiero explicar por qué. Si el Ayuntamiento tiene deudas pero las infraestructuras están en condiciones y los servicios a los vecinos son buenos, se están ganando el sueldo, pero si el pueblo está abandonado, como lo veía cualquiera que vive aquí, los salarios son desorbitados. Este gobierno no ha cobrado desde que empezó a trabajar sino desde el 5 de julio. Solo tenemos dos personas a tiempo exclusivo, la primera teniente de alcaldesa y yo, el resto están a tiempo parcial, aunque trabajan de la misma manera. El silense no debe dudar que si en el presupuesto de 2019 se tienen que ver afectados los sueldos, los primeros en dar ejemplo serán los concejales del gobierno, cuyas retribuciones son las mismas que las del equipo anterior, pero trabajaremos para merecérnoslas. Un cargo de responsabilidad tiene que tener el sueldo que corresponde, no somos hermanitas de la caridad”.

-¿Funciona bien el pacto con el PP?

“En la oposición siempre hemos tenido sintonía y también nuestras diferencias, pero siempre bajo el respeto y entendiendo que había otra forma de gobernar. Eso fue lo que nos unió. Desde que conformamos el gobierno no se habla de siglas políticas sino de un equipo que es responsable y magnífico. Demostramos día a día que CC y PP estamos totalmente compenetrados”.

-¿Cómo se encuentra el proyecto del auditorio municipal?

“Estamos trabajando en ello. No hemos avanzado porque en el Cabildo se ha formado gobierno más tarde. Queremos hacer una mejora en el proyecto porque es una cantidad de dinero muy importante para el municipio y necesitamos hacer las cosas bien. No me interesa solamente tener una infraestructura bonita, sino que sea funcional y que se le pueda sacar provecho a los actos que se quieren organizar allí”.

-¿La playa de Agua Dulce será una realidad en su mandato?

“El proyecto ha estado escondido dentro de una gaveta, como siempre dije en campaña electoral y vamos a luchar por esta playa porque creo que nos la merecemos. Además, supondrá un avance económico para el municipio. En este sentido, queremos ver si algún empresario responsable invierte en el entorno y la cafetería. Tenemos una costa maravillosa que, por los motivos que sea, no se ha sabido explotar”.

-¿Se trasladará finalmente la sede de la Policía Local a unas instalaciones más adecuadas?

“Queremos hacerlo, pero de momento, la situación económica no lo permite. A corto plazo no creo que se pueda hacer, pero a largo plazo, lo estudiaremos”.

-¿Qué va a pasar con la depuradora comarcal?

“Tanto en la oposición como en el gobierno nos mantenemos en la misma línea. Trabajamos mano con mano con la Plataforma Los Silos-Isla Baja. En la última reunión que tuvimos con los ayuntamientos implicados se acordó llevar al Consejo Insular de Aguas construir depuradoras naturales en cada municipio. Ahora falta que nos hagan caso y poder hacer el cambio en el Plan Hidrológico Insular. En este proyecto, estamos como una piña todos los alcaldes de la comarca”.

Fuente: Diario de Avisos (Gabriela Gulesserian)

noticia anterior...

CC-PNC del Cabildo tinerfeño solicita que el dispositivo contra incendios forestales se desarrolle todo el año

siguiente noticia...

Los pacientes ingresados en los hospitales del SCS puntúan la atención recibida con un notable alto