La histórica casona Delgado Oramas se convertirá en un espacio generador de economía

3 minutos de lectura

La Casona Delgado Oramas, también conocida como Oramas Cué, ya forma parte del inventario municipal de bienes patrimoniales de San Juan de la Rambla una vez que el alcalde Ezequiel Domínguez firmara la adquisición del inmueble a finales de la semana pasada. Un hecho, que a juicio del mandatario, “supone la recogida de frutos de un largo camino de gestiones que ha durado décadas. Todos los rambleros estamos de enhorabuena, pues no sólo se salva de la desaparición un inmueble representativo de la riqueza constructiva del siglo XVIII, sino que también se podrá ejecutar el proyecto que lo convertirá en un núcleo generador de economía del casco histórico del municipio”.

Situada en la calle La Alhóndiga, en pleno casco histórico, la edificación consta de 594 m2, siendo edificada en el tercer cuarto del siglo XVIII. Cuenta con dos pisos y una tercera planta interior que se distribuye  en torno a un patio principal al que se accede por dos zaguanes. El traspatio está conformado por una larga galería abierta con cubierta de teja, piso de losas, madera de tea y destiladera, dando acceso a un amplio jardín. El exterior supone un mestizaje de la arquitectura de la época y del siglo XIX tras que la fachada fuera reformada después del aluvión de 1826. 

Ezequiel Domínguez firmando la adquisición del inmueble

El alcalde explica que “el siguiente paso tras la adquisición es poner el marcha el proyecto de rehabilitación, para el que se buscará apoyo de administraciones superiores con mayor capacidad de inversión. Algo que está más que asegurado al entenderse que la casa es un bien de alto valor patrimonial que debe ser protegido. La idea planteada consiste en la recuperación de la edificación para darle un nuevo uso que sirva de generador de economía y empleo de la zona, teniendo especial cuidado en respetar la arquitectura típica de la época. Cada planta será rehabilitada al detalle siguiendo el proyecto realizado por la oficina técnica, destinado a convertir el espacio en un edificio polivalente que ejerza de motor turístico y social”.

La adquisición de la casona contó con una inversión municipal de 200.000 euros.

Noticia anterior...

El Ayuntamiento de La Guancha restringe el consumo de agua potable a toda la población

Siguiente noticia...

Canarias trabaja con ‘proyectos tractores’ que suman 8.800 millones de inversión para financiarlos con fondos de recuperación de la UE