La Casa de la Miel de Tenerife celebra sus 25 años con la reactivación de la Mesa Insular de la Apicultura

6 minutos de lectura

El Cabildo de Tenerife ha celebrado este jueves con un acto conmemorativo el XXV aniversario de la Casa de la Miel, en El Sauzal, una jornada que acogió previamente la Mesa Insular de la Apicultura, convocatoria que no se realizaba desde 2015 y que ha reunido al sector de la miel para debatir propuestas y medidas.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo tinerfeño, Javier Parrilla, que ha presidido ambos actos, resaltó el decidido respaldo del Cabildo a la apicultura local, un sector compuesto por más de 600 apicultores y apicultoras que cuentan con cerca de 16.000 colmenas, destacando que “defenderá no solo el trato que se merece esta actividad dentro de las diferentes administraciones públicas, sino que facilitará las herramientas necesarias para promover la calidad y trazabilidad del producto”. Parrilla recordó la consecución en su momento de la denominación de origen protegida (DOP) Miel de Tenerife, con sus 14 variedades, como la de miel retama del Teide y su necesidad de preservarla con medidas de apoyo y valorización, tal y como se abordó en la propia Mesa Insular de la Apicultura.

En el acto conmemorativo, conducido por el actual director de la Casa de la Miel, Antonio Bentabol, y al que asistieron el director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), Basilio Pérez, el alcalde de El Sauzal, Mariano Pérez, y representantes de la DOP Miel de Tenerife y de las asociaciones Apiten, Abecan ADS y Abecan, Parrilla ensalzó la labor del ingeniero agrónomo José Manuel Hernández Abreu, ex consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias (1985-1987) y jefe del Servicio Técnico de Agricultura y Desarrollo Rural del Cabildo de Tenerife (1993-2011), entre otros cargos, quien recibió un homenaje por su relevante papel en la puesta en funcionamiento de la Casa de la Miel, instalación que se inauguró en febrero de 1996.

José Manuel Hernández Abreu agradeció, en nombre de los funcionarios y trabajadores que hicieron posible la creación de la Casa de la Miel, la placa conmemorativa que le entregó el consejero, y destacó que la puesta en marcha de este centro fue “un proyecto complejo y coral” que se plasmó gracias a la “enorme generosidad” de todos los que participaron en él.

Con motivo de esta efeméride, la Casa de la Miel ha editado un vídeo promocional conmemorativo y un programa de actividades, que incluirá exposiciones, jornadas gastronómicas, catas especiales y concursos, y que se irán detallando próximamente, según adelantó Antonio Bentabol, quien recordó a las personas, entre políticos, trabajadores del área y apicultores, que han contribuido al funcionamiento de este servicio durante todos estos años.

Datos de la Casa de la Miel

Adscrita al Área de Agricultura, Ganadería y Pesca y ubicada en un inmueble dentro del complejo de la finca La Baranda, del Cabildo de Tenerife, y contigua a la Casa del Vino, la Casa de la Miel comenzó su andadura el 10 de febrero de 1996, con el objetivo de ayudar a consolidar el sector apícola tinerfeño y la valorización del producto, lo que desembocó en 2012 en la actual denominación de origen protegida Miel de Tenerife. La Casa de la Miel se ha ido completando estos años con la ampliación del laboratorio y el Museo de la Miel de Tenerife (centro de visitantes). 

En estos 25 años de la Casa de la Miel, que presta servicios de mielería, control de calidad, asesoramiento técnico, formación y gabinete de sanidad apícola, se han procesado y puesto en el mercado más de 652.700 kilos de miel, además de un total de 73.380,73 kilos de cera de abeja recuperada y laminada. Del mismo modo, se han analizado más de 4.899 muestras de miel y se han efectuado 35.198 determinaciones.

Asimismo, la Casa de la Miel cuenta con un laboratorio de análisis acreditado por ENAC 17025, único en Canarias, y un panel de análisis sensorial de mieles especializado desde el año 2000. Se ha logrado la caracterización integral de las mieles de Tenerife, poniendo en marcha 24 ediciones del concurso regional de mieles, jornadas técnicas y ferias de la miel local. Además de publicar cinco libros, 15 artículos científicos en revistas internacionales y 24 comunicaciones en congresos nacionales e internacionales sobre las mieles de la isla.

También se han impartido 242 cursos sobre miel y apicultura, del que se han beneficiado 3.456 personas, y con el ello se ha tratado de asegurar el recambio generacional y la mejora del sector. La Casa de la Miel ha sido determinante para impulsar este ámbito en la isla, con la aparición de la Asociación de Apicultores de Tenerife (Apiten), con la que se puso en marcha el IX Congreso Nacional de Apicultura en octubre de 2018.

Noticia anterior...

Sí se puede insta al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife a mostrar un compromiso efectivo con las energías renovables

Siguiente noticia...

Cabildos y ayuntamientos suman sus fuerzas para reclamar al Gobierno canario los 160 millones del FDCAN