La alcaldesa silense entre la espada y la pared

10 minutos de lectura

El Cabildo ve «un despropósito» que Macarena Fuentes (CC) no firme el convenio de saneamiento y la Plataforma Los Silos-Isla Baja anuncia que la denunciará si cede

El conflicto por el sistema de saneamiento de aguas residuales de la comarca de la Isla Baja vive días claves que determinarán las infraestructuras y procesos judiciales del futuro. Todas las miradas están puestas en el Gobierno silense, que debe decidir en breve si permite la primera fase del modelo comarcal, que implica recibir residuos de Garachico, o apuesta definitivamente por una costosa solución local.

La alcaldesa de Los Silos, Macarena Fuentes (CC), vive una difícil encrucijada respecto a los vertidos de aguas residuales al mar en la que tiene que decidir si contradice lo que le pide el Cabildo insular, a través del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), o se enfrenta a la Plataforma Los Silos-Isla Baja. La mandataria nacionalista está, en su primer mandato al frente del Consistorio, entre la espada y la pared. La administración insular le pide desde el pasado mes de abril que firme el convenio para poner en uso una obra, de más de un millón de euros, que permitirá dar un tratamiento primario y trasvasar las aguas residuales del municipio vecino de Garachico al emisario comarcal, situado en la costa de Los Silos. Además, serviría para dejar de verter sin tratar las aguas negras de su propio municipio y reparar el deteriorado emisario. La plataforma le exige que no firme y ahora amenaza directamente con denunciarla si sella ese acuerdo con el CIATF.

Macarena Fuentes ha pedido informes jurídicos a la secretaria municipal y también a juristas externos para tratar de aclarar las consecuencias de cualquiera de las dos opciones. De momento, todo sigue pendiente de una decisión final que marcará también el futuro del sistema de depuración de aguas residuales en la Isla Baja. La negativa a firmar el acuerdo puede suponer el adiós definitivo al sistema comarcal, pero también podría poner en un grave aprieto al Ayuntamiento de Los Silos, ya que debería realizar cuantiosas inversiones para acabar con unos vertidos que también podrían derivar en una denuncia contra la alcaldesa. La decisión de no firmar el acuerdo podría dejar el problema de las aguas residuales únicamente en manos de un ayuntamiento que gestiona un presupuesto de apenas 5 millones de euros y sufre, desde hace años, una complicada situación económica. La localidad tendría que afrontar en solitario la creación de una depuradora y la reparación de un emisario que estaba a su cargo. Dos actuaciones millonarias.

La alcaldesa Fuentes asegura que «la decisión final dependerá únicamente de los informes jurídicos. Está todo en manos de abogados y en breve veremos qué es lo que tenemos que hacer». La intención del Gobierno local (CC-PP) es anunciar la postura final en los próximos días.

Fuentes no esconde su disgusto por las palabras del consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del Cabildo de Tenerife, Javier Rodríguez (PSOE), que en declaraciones públicas a este periódico calificó de «despropósito y sinrazón» que el Ayuntamiento no firme el convenio necesario para poner en funcionamiento la obra de canalización de las aguas negras de Garachico hacia el emisario comarcal. A juicio de la alcaldesa, «es una falta de respeto, máxime cuando sabe que estamos pendientes de esos informes jurídicos».

Fuentes se reunirá hoy con un asesor jurídico externo para analizar los informes de la secretaria y de la Plataforma Los Silos-Isla Baja, «que tienen otra opinión, pero tendrán que respetar lo que se decida de acuerdo con la legalidad», advierte Fuentes.

El presidente y portavoz de la Plataforma Los Silos-Isla Baja, Roberto Hernández, asegura que el colectivo denunciará a la alcaldesa silense y al Consejo Insular de Aguas de Tenerife si finalmente se firma el convenio necesario para que las aguas residuales de Garachico se canalicen hacia Los Silos. «Si aceptan ese convenio, habrá movilizaciones en la calle y además los vamos a denunciar por los vertidos al mar», advierten desde este colectivo.

La plataforma se reunió hace unos días con todas las fuerzas políticas con representación en el Pleno del Ayuntamiento de Los Silos (CC, PP y PSOE) y su principal conclusión es que «todos están a favor de la depuración natural (extensiva), pero ponen excusas para justificar los posibles vertidos al mar. No han sido muy claros en eso», reconoce Hernández.

La postura de la plataforma es «depuración natural y cero vertidos», sin embargo temen que el Consejo Insular de Aguas de Tenerife «presione al Ayuntamiento silense» para que termine aceptando el trasvase de las aguas desde Garachico, que el Cabildo asegura que se tratarán antes de llegar al mar. Para Roberto Hernández, «Los Silos puede seguir vertiendo como hasta ahora porque se trata de un municipio de menos de 10.000 habitantes, pero sí se incorporan las aguas de Garachico, ya no sería posible y vamos a tener que denunciarlos. La alcaldesa de Los Silos tiene miedo a que el Cabildo la denuncie por no aprobar el convenio del trasvase de aguas residuales, pero ya le hemos demostrado que tiene argumentos legales para negarse. Lo que sí sería una ilegalidad sería permitir que se vertieran las aguas de Garachico», insiste el portavoz de este colectivo ciudadano.

A finales de enero de 2021, el Pleno del Cabildo de Tenerife aprobó una moción de Sí Podemos Canarias para impulsar la depuración natural en la Isla Baja. La iniciativa salió adelante contó con el voto favorable de CC y PP. Una victoria política para las tesis de la Plataforma Los Silos Isla Baja. La propuesta planteaba instaurar un modelo de depuración natural en Los Silos, Garachico y Buenavista, y ejecutar los trabajos necesarios para regularizar los vertidos provisionales mientras se desarrolla el nuevo modelo, que se entendería como comarcal para que fuera financiado por el Cabildo.

Depuración natural

Ocho meses después de aquel acuerdo, la plataforma considera que el Gobierno insular (PSOE-Cs) ha hecho «una interpretación peculiar para irse por las ramas». Roberto Hernández censura que «ahora estén hablando de estudios de viabilidad previos», lo que consideran «una treta para no cumplir lo aprobado». Este colectivo señala que la solución que defienden «no es ningún disparate» y abogan por la construcción de una depuradora con Sistema de Depuración Natural y Resiliente (SDNR) en la costa de Los Silos.

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez (PSOE), también puso esta semana el foco en Los Silos por bloquear el convenio de uso del emisario submarino, una postura que tildó de «despropósito». Además, criticó a la Plataforma Los Silos Isla Baja por no mostrar preocupación por los vertidos que en la actualidad se producen tanto en Los Silos como en Garachico «mientras se bloquea una solución que existe desde abril».

La pelota está ahora en el tejado del Gobierno silense (CC-PP), que se enfrenta a una encrucijada legal que, en un sentido u otro, puede tener consecuencias legales para el equipo que lidera Macarena Fuentes.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)

Noticia anterior...

Inversión histórica en San Juan de la Rambla en adecuación de las infraestructuras deportivas municipales

Siguiente noticia...

El Cabildo repara las mallas de retención de la carretera de Teno, en Buenavista