Icod de los Vinos exige a Puertos el fin de los botellones en el refugio pesquero

3 minutos de lectura

El alcalde se compromete a mediar ante el ente canario para acabar con los usos inadecuados

El alcalde de Icod de los Vinos, Francis González, se ha reunido con representantes de la Cofradía de Pescadores de San Marcos para hacer un frente común y exigir a Puertos Canarios, que depende del Gobierno regional, el fin de los botellones, fiestas y otros usos no autorizados en el interior del refugio pesquero de Playa de San Marcos. El mandatario nacionalista se ha ofrecido a mediar con el ente regional para mejorar la vigilancia del recinto y acabar con los excesos y malos usos que amenazan la continuidad de la pesca en este enclave del Norte.

González ya ha solicitado una reunión urgente con el director gerente de Puertos Canarios, que sigue siendo Manuel Ortega, pero entiende que este encuentro podría retrasarse “debido al grave problema del buque de Fred Olsen encallado en Agaete”.

“Vamos a exigir que la gestión del refugio pesquero de Playa de San Marcos se haga conforme a las competencias que tiene delegadas Puertos Canarios. Queremos que se cumplan las normas existentes y que se garantice la seguridad de todos”, avanza González.

Tras la reunión entre el Ayuntamiento y la Cofradía de Pescadores, las partes se han marcado el objetivo de que los botellones y fiestas no vuelvan a repetirse a partir de las próximas vacaciones de Semana Santa, que es cuando habitualmente comienzan a darse los conflictos, que se agravan durante toda la temporada estival.

El sector agradece la implicación del Ayuntamiento, en la figura de su alcalde, y confía en que los problemas que han complicado su trabajo en los últimos años desaparezcan de forma definitiva.

El refugio de Playa de San Marcos llegó a contar con una veintena de pescadores profesionales, pero en la actualidad quedan apenas siete, que deben convivir con los numerosos problemas e inconvenientes que genera el mal uso de las instalaciones por parte de personas que tienen llave de acceso al refugio y también a algunas de las taquillas o cuartos de aparejos que pertenecían a pescadores profesionales.

Los problemas de limpieza y los robos, por la ausencia de cámaras y de vigilancia 24 horas, han terminado por aburrir a varios profesionales que han preferido marcharse al cercano puerto de Garachico.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez). Fotografía de cabecera de información: María Pisaca

Noticia anterior...

Los diputados nacionalistas de Tenerife lanzan un grito de “ayuda económica para la isla” tras un mes de restricciones

Siguiente noticia...

A buen ritmo el plan de mejora de la seguridad vial de San Juan de la Rambla