//

El saneamiento de la Isla Baja amenaza con enfrentar a Garachico y Los Silos

10 minutos de lectura

La actuación que soluciona los problemas garachiquenses de vertidos ilegales pasa por enviar sus aguas negras al emisario silense, lo que genera oposición en este municipio

El Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), ente dependiente del Cabildo de Tenerife, tiene previsto terminar a principios de enero la obra que conecta la red de saneamiento de Garachico con el emisario submarino comarcal, ubicado en la costa de Los Silos. Esta actuación soluciona los problemas de gestión de las aguas residuales de Garachico, que se enfrenta a varias sanciones y procedimientos legales por vertidos, pero encuentra una férrea oposición entre colectivos como la Plataforma Los Silos Isla Baja, que apuestan por un sistema de depuración extensiva o natural y rechazan que las aguas residuales de Garachico terminen en el emisario situado en la zona de Sibora y el Charco de la Araña.

Esta actuación conectará la Estación de Tratamiento y Bombeo de Aguas Residuales (ETBAR) de Las Cruces, ubicada en la zona garachiquense de Barranco Hondo, con el emisario silense. El Ayuntamiento de Los Silos trató de frenar esta actuación en el mandato anterior, pero no fue legalmente posible. El gobierno actual (CC-PP) tiene pocas alternativas y ahora analizan una propuesta de convenio que les ha planteado el Cabildo. La alcaldesa silense, Macarena Fuentes (CC), señala que su ayuntamiento aún estudia la propuesta de convenio que ha planteado el Cabildo para la puesta en marcha de la primera fase de la red de saneamiento comarcal, que unirá Garachico y Los Silos. “Los juristas y técnicos municipales están analizando el documento porque hay varias cuestiones que no vemos claras. Aún hay tiempo y lo vamos a mirar con lupa. Nadie nos va a poner una pistola en el pecho para que firmemos un convenio”, advierte la alcaldesa.

Fuentes confía en que esta situación no genere ningún conflicto entre Garachico y Los Silos: “Queremos buscar la mejor solución posible en el marco de la ley y no vamos a ponernos a pelear con ningún otro municipio”. La Plataforma Los Silos Isla Baja, que lidera el movimiento ciudadano contra los planes insulares de saneamiento en la Isla Baja, ya ha dicho que “bajo ningún pretexto” permitirá que se ponga en funcionamiento “esa nueva red de tuberías para verter aguas fecales por el emisario. Ya las aguas residuales de Los Silos están contaminando el mar y acabando con la vida que alberga. Por lo tanto, sería un suicidio ecológico sumar las aguas procedentes de Garachico”. Esta plataforma tiene en marcha una campaña ciudadana de protesta en la que utiliza lemas como “No más vertidos al mar”, “¡Depuración natural, ya! o “No somos la cloaca de la Isla Baja”.

Desde el CIATF y el Cabildo entienden que esta actuación acabará con los vertidos ilegales que se producen en Garachico y en la parte silense del barrio de La Caleta de Interián. Unos vertidos que acaban en la costa de la comarca, donde las corrientes no entienden de fronteras entre municipios. La administración insular sostiene que la nueva obra permitirá que las aguas residuales de Garachico y de La Caleta lleguen tratadas a la costa de Los Silos, lo que pondrá fin a un problema legal y medioambiental en parte de la Isla Baja. Las aguas residuales de Los Silos sí seguirán vertiéndose al mar sin el tratamiento adecuado mientras continúa el debate sobre el modelo de depuración a aplicar. Cabildo y CIATF defienden la necesidad de poner en marcha un sistema intensivo, con una gran depuradora comarcal, mientras que los ayuntamientos de la comarca apuestan por el modelo extensivo o natural.

Qué modelo seguir

En medio de ese debate comarcal sobre el modelo de depuración, Garachico podría solucionar sus graves problemas de gestión de aguas residuales si esta conexión se pone en marcha sin contratiempos. El alcalde de la Villa y Puerto, José Heriberto González (CC), recalca que nunca ha querido problemas con sus vecinos y que ha intentado durante años encargarse de la gestión de las aguas residuales “sin tener que sacarlas de Garachico”. “Solicitamos la reforma completa de la estación de tratamiento de Barranco Hondo para convertirla en una depuradora, y también tramitamos las solicitudes para construir nuestro propio emisario submarino, como el que está en Los Silos. Sin embargo, el CIATF nos respondió que eso no era posible y que el Plan Hidrológico Insular sólo contemplaba el emisario comarcal que ya existe en la costa de Los Silos. Además, su proyecto prevé una única depuradora comarcal, así que no nos autorizaron. Ojalá no tuviéramos que mandar esas aguas tratadas a otro municipio, pero no nos dejan otra alternativa”, explica. “No tenemos ninguna intención de estar molestando a nadie, pero este es un proyecto que viene de años atrás. A nosotros no nos dejan hacer un nuevo emisario y si no nos dejaran verter las aguas tratadas por el que existe en Los Silos, ¿qué podemos hacer?”, se pregunta González.

“Queremos tener una depuradora completa en Las Cruces, pero en la actualidad ahí ya se hace un tratamiento primario. He escuchado muchas críticas y cuestiones que no se ajustan a la realidad. Las aguas de Garachico no irán tal y como salen de las tazas del baño”, subraya el alcalde, quien lamenta que “nadie recuerde nunca que Garachico también recibe las aguas residuales de la parte de La Caleta que pertenece a Los Silos”.

“No queremos problemas con el resto de la comarca”, insiste González, “por eso presentamos un proyecto de emisario, que fue rechazado, y ahora planteamos el tratamiento completo de las aguas en Las Cruces, esa es la voluntad de Garachico”. Espera que esta actuación no genere un conflicto entre municipios vecinos: “No sé lo que decidirá Los Silos cuando la obra esté terminada. Comprendo su situación; entiendo que todos queremos hacerlo lo mejor posible para nuestro municipio, y sé también que todos tenemos presiones. Ojalá en unos años Garachico no tenga que bombear sus aguas residuales a ningún lugar, pero en estos momentos no nos han dejado alternativa. Sólo nos dejan verter las aguas tratadas a través del emisario de Los Silos, es una obligación, no nuestra voluntad. Lo que nosotros queremos es tratar nuestras aguas en Garachico”.

La obra acaba en enero de 2021

El Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), ente dependiente del Cabildo tinerfeño, tiene previsto concluir en los primeros días de enero de 2021 la obras que conectarán la Estación de Tratamiento y Bombeo de Aguas Residuales (ETBAR) de Las Cruces, en el municipio de Garachico, con la ubicada cerca del charco de la Araña, en la costa de Los Silos. Desde allí se verterán las aguas al mar a través del emisario submarino comarcal de Los Silos. Esas aguas residuales recibirán un tratamiento primario de depuración en la ETBAR de Las Cruces, “donde se separan los sólidos y el agua queda apta para su vertido al mar”, según subraya el alcalde de Garachico, José Heriberto González, quien no renuncia a lograr “una depuración completa”.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)

Noticia anterior...

La votación mayoritaria del pleno ratifica a Ezequiel Domínguez como alcalde de San Juan de la Rambla

Siguiente noticia...

Buenavista del Norte recibe una subvención para la elaboración del diagnóstico de salud municipal