//

El nuevo tramo del Anillo Insular resolverá carencias históricas en La Guancha

13 minutos de lectura

El alcalde de Icod de los Vinos pide que no se olvide la última fase pendiente, entre Los Realejos y Las Aguas

El nuevo tramo del Anillo Insular, que acaba de salir a exposición pública, cambiará por completo la forma de desplazarse entre San Juan de la Rambla a Icod de los Vinos, a través del municipio de La Guancha. Esta nueva carretera, con dos carriles por sentido y tres túneles, resolverá carencias históricas en La Guancha, permitirá mejorar la calidad de vida en el casco de San Juan de la Rambla y facilitará un poco más la conexión de Icod de los Vinos con la autopista del Norte (TF-5) y el Valle de La Orotava.

Los alcaldes de La Guancha, Antonio Hernández (PP); San Juan de la Rambla, Ezequiel Domínguez (PSOE), e Icod de los Vinos, Francis González (CC), valoran que se dé trámite a esta nueva fase del Anillo Insular, pero tienen puntos de vista diferentes y aportan algunos matices que tienen que ver con el procedimiento seguido o con las conexiones previstas. El más satisfecho de todos es el mandatario guanchero, ya que con esta nueva carretera se resuelven de una tacada varios problemas que duran décadas.

Antonio Hernández subraya la importancia de que La Guancha vaya a contar, por fin, con un acceso seguro para todo tipo de vehículos desde la TF-5. El gran enlace que prevé el proyecto, por encima de Las Crucitas, permitirá dejar en el olvido el peligroso e incómodo cruce de la TF-5 con la TF-352, a través de la subida a la Planta Insular de Residuos Sólidos (PIRS). Contar con una vía y un acceso seguro servirá, además, para dar viabilidad al proyecto del polígono industrial La Yegua, pendiente de desarrollo desde 2001.

A juicio de Antonio Hernández, «es una de las mejores noticias que hemos recibido en mucho tiempo. Desde La Guancha llevábamos muchos años reclamando el desarrollo de esta fase del Anillo Insular al margen del tramo entre Los Realejos y San Juan de la Rambla, que es el más complicado desde el punto de vista medioambiental. Esta parte es una carretera más sencilla y con menos impacto social y ambiental, por lo que no tenía sentido seguir retrasándola más tiempo. Esta parte es una carretera más sencilla y con menos impacto social y ambiental, por lo que no tenía sentido seguir retrasándola más tiempo»

«Es una excelente noticia que este proyecto comience por fin a caminar, pero somos conscientes de que aún queda camino por recorrer. Se mejorará la conexión entre San Juan de la Rambla e Icod de los Vinos, pero no hay que olvidar que la mayor parte discurre a través del municipio de La Guancha, que se verá muy beneficiado por esta infraestructura viaria», subraya el mandatario del Partido Popular.

El Gobierno guanchero confía en que «no haya obstáculos que frenen» los que llevan tantos años reclamando y espera que las obras se puedan iniciar «cuanto antes». Su deseo es que los trabajos comiencen en el año 2022. «Creemos que va a significar un antes y un después en el desarrollo de La Guancha y de toda la comarca», resalta el alcalde.

Para Hernández, cuando este tramo de carretera se abra al tráfico «será una revolución», cuyo impacto irá más allá de las mejoras en la circulación: «Hay carreteras insulares que dejarán de serlo y eso generará un importante beneficio en núcleos como Santa Catalina y Santo Domingo, cuyo desarrollo dejará de estar bloqueado. Hay muchas zonas en las que no se puede hacer prácticamente nada en las casas por la afección de vías insulares y eso cambiará. También será posible, por ejemplo, mejorar la conexión peatonal entre Santo Domingo y los núcleos de Chipude y Las Cucharas, que se quedaron aislados desde la construcción del túnel de la TF-5».

Antonio Hernández se solidariza con las demandas del municipio vecino de San Juan de la Rambla y muestra su apoyo a Ezequiel Domínguez: «Evidentemente, la zona de La Rambla merece y necesita un acceso seguro y estoy seguro de que esa demanda se puede atender».

El alcalde icodense, Francis González (CC), subraya que los promotores de esta actualización del proyecto tienen toda la legitimidad, pero lamenta que «no se cumpliera el compromiso de pactar» su contenido con los alcaldes afectados. En su opinión, «lo deseable es que se hubiera contado más con los municipios en la planificación». Y recordó que cuando fue necesario cortar la TF-5 para ejecutar actuaciones de emergencia por los desprendimientos, «los alcaldes tuvimos paciencia y fuimos todos a una. Nos dijeron que nos consultarían y al menos con Icod no han contado. No sé si ha sido así con todos. Esperábamos una discusión previa y no que esto saliera directamente a exposición pública».

González sí valora que se dé un nuevo paso y, a la vez, reclama que no se olvide la última fase pendiente del Anillo Insular en el norte de Tenerife: el tramo entre Los Realejos y Las Aguas, en San Juan de la Rambla. A su juicio, «hay que priorizar ya y poner sobre la mesa qué es lo que se va a hacer entre Los Realejos y San Juan de la Rambla para garantizar que el sistema funcione, pero sin grandes afecciones al medio ambiente».

«Es fundamental que el Anillo Insular tenga continuidad y no debe retrasarse ese último tramo. Además, se nos plantea la duda de si ya los técnicos tienen claro cómo van a continuar entre San Juan de la Rambla y Los Realejos. Esa conexión debe planificarse de inmediato», insiste. Además, pide que «no venga nadie ahora a presentarse como salvadores de nada, ya que los problemas con las carreteras de esta comarca y de esta isla son fruto de los incumplimientos del Estado con Canarias. Y esa es una responsabilidad de todos los partidos que han gobernado en España. Sin la financiación necesaria, nadie puede resolver cuestiones pendientes».

«Que no venga nadie ahora a presentarse como salvador de nada, ya que los problemas con las carreteras de esta comarca y de esta isla son fruto de los incumplimientos del Estado con Canarias»

Los técnicos del Ayuntamiento de Icod de los Vinos analizan en la actualidad el proyecto técnico del tramo entre Las Aguas y Buen Paso para determinar si es necesario presentar o no algunas alegaciones. En especial en lo referente a las conexiones con las vías existentes.

El Ayuntamiento de San Juan de la Rambla sí tiene claro que presentará alegaciones para que el enlace del núcleo de El Rosario o La Rambla, en la costa local, se incluya en este tramo del Anillo Insular o que se resuelva de la manera que estaba prevista desde 2016, con un sistema de nuevos carriles de entrada y salida, presupuestados en unos 3,2 millones de euros.

El alcalde ramblero, Ezequiel Domínguez (PSOE), dice que aunque los nuevos túneles comenzarán a perforarse a la altura de la piscina de Las Aguas, «en este momento debe resolverse también la mejora del acceso a La Rambla, para que esta parte del municipio no quede en tierra de nadie». Recuerda que su ayuntamiento demanda «desde hace muchísimos años» una solución a este punto negro de la seguridad vial, «para el que existe una solución técnica planteada desde hace ya cinco años».

Domínguez señala que la TF-5 es «una carretera de interés regional» y solicita que se incluya esta vieja demanda, «que ya debería estar ejecutada». Salvo por esta cuestión, el mandatario socialista tiene un buen concepto del proyecto planteado: «Se garantiza el acceso del casco de San Juan de la Rambla a la nueva vía y, a la vez, se nos permite ganar en calidad de vida». Quedarse al margen de la nueva carretera, que discurriría más al sur que la actual TF-5, «puede ser bueno o malo, según se mire», según reconoce Domínguez. Sin embargo, el mandatario es de la opinión de que el casco histórico «podrá crecer sin las restricciones que impone la actual carretera insular y, además, se ganará en tranquilidad y en atractivo».

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) publicó el día 11 de noviembre el inicio del trámite de 30 días de exposición pública e información a las administraciones, entidades y personas interesadas del esperado proyecto de cierre del Anillo Insular entre San Juan de la Rambla e Icod de los Vinos, con un coste total de 175 millones de euros. La nueva vía cuenta con tres tramos de túnel de 975, 826 y 320 metros de longitud, que costarán 48 millones de euros.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)

Noticia anterior...

La justicia absuelve al exconcejal icodense Francisco Rivero (CC) y a una funcionaria por el derribo de un muro en el municipio

Siguiente noticia...

Buenavista presenta pliego de descargo para evitar la sanción del CIATF