El Gobierno de Canarias busca en Fitur mayor rentabilidad turística, ante lo que se prevé sea otro gran año para las islas

8 minutos de lectura

Canarias continuará disfrutando un año más de una posición competitiva muy ventajosa, “por lo que 2017 volverá a ser otro gran año turístico”. Con esta previsión el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, inauguró este miércoles el pabellón de las Islas Canarias en la Feria Internacional de Turismo de Madrid, Fitur 2017.

Las islas acuden a este imprescindible punto de encuentro global para los profesionales del sector con el propósito de seguir orientando la actividad turística hacia un turismo sostenible, estable y de calidad. Se trata, según dijo el presidente canario, de que “nuestra oferta no sólo esté adecuada a las exigencias y motivaciones del turista del siglo XXI, y que ponga en valor, frente a otros destinos competidores, los destinos insulares canarios, sino que, especialmente, alcance y potencie a otros sectores económicos y contribuya a una mayor integración productiva de la economía canaria”.

En ese sentido, Clavijo señaló que el objetivo es “seguir afianzando un modelo turístico que se caracterice por su sostenibilidad y competitividad y en el que la riqueza que genere el turismo se distribuya mejor hacia el resto de los sectores productivos”.

El presidente canario animó a las empresas y agentes que participan en Fitur junto al Gobierno de Canarias a “remar juntos” para que el turismo “arrastre” a la economía canaria “facilitando el traspaso de esa riqueza a toda la sociedad canaria”.

Un total de 455 empresas y agentes públicos de las islas conforman la presencia canaria en la Fitur madrileña bajo el paraguas del Gobierno de Canarias y su pabellón de 1.427 metros cuadrados en Ifema, en el que, del 18 al 22 de enero, se mostrará la oferta del Archipiélago, especialmente segmentada por motivaciones y experiencias vacacionales, y se favorecerá e impulsará acuerdos y contactos comerciales con los operadores turísticos.

La muestra se celebra en un contexto de alentadores datos para la industria turística global y en el que Canarias, de forma particular estima un cierre de ejercicio 2016 que rozaría los 15 millones de turistas (un 11% más que en 2015), un volumen de negocio de 16.500 euros (un 15% más) y un crecimiento del empleo de más de 12.542 altas netas en la Seguridad Social (9,5% de crecimiento interanual hasta noviembre).

Canarias espera, además, mantenerse en este escenario ante la previsión de que su demanda de vacaciones continúe aumentando en 2017.

De acuerdo con la información aportada por la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, Mariate Lorenzo, “parece que un año más se mantendrá reducido el número de opciones de vacaciones de sol y playa, con lo que podemos esperar otro año de crecimiento”. Al respecto dijo que los británicos, a pesar del Brexit, “continuarán apostando fuertemente por Canarias y los alemanes, aunque de forma más moderada, también seguirán creciendo”.

Según los estudios del Departamento de Investigación de la empresa pública Promotur Turismo de Canarias, en el ámbito de las perspectivas turísticas para Canarias en 2017, sólo se presenta con ciertas dudas el mercado ruso y nórdico, por la situación de sus economías, mientras que el peninsular, tras alcanzar en 2016 los 1,7 millones de llegadas (un 10% más, pero aún a un millón de personas de distancia del dato registrado en 2007, con 2,7 millones de turistas), mantiene “unas perspectivas relativamente favorables, si atendemos a la capacidad aérea puesta a la venta en estos momentos”, con 2,5 millones de plazas para el verano, un 1,2% más que en el verano de 2016.

No obstante, se aclara que hay que tener en cuenta que se trata de un mercado que reserva más de última hora y, “dado el progreso de la economía, es posible esperar evidencias de aumento en la demanda de viaje que las aerolíneas sabrán atender ampliando programación regular o mediante operaciones chárter”. De hecho, Fitur  suele ser un punto de encuentro con las aerolíneas para negociar rutas y frecuencias de cara al verano y acuerdos de comarketing con las compañías. En esta ocasión la Consejería de Turismo tiene en agenda casi una veintena de reuniones.

Con todo, el factor que podría limitar el crecimiento está en el lado de la oferta (oferta de vuelos y, sobre todo, alojamiento) y en la modulación de las llegadas de los visitantes. “Cabe recordar que el pasado año 2016 la ocupación alcanzó en algunos momentos niveles del 100% y que la media mensual superó el 90% en los hoteles. Los apartamentos, sin embargo, tienen más posibilidades de crecimiento”, explicó la consejera regional de Turismo, quien al igual que el presidente Fernando Clavijo, reiteró la gran oportunidad que se presenta para lograr un turismo que genere mayores beneficios para las islas, no sólo ante el hecho de la alta demanda, lo que mejora la capacidad negociadora de la oferta vía precios, sino sobre todo para lograr una mayor extensión del gasto de nuestros visitantes a través de una adecuación constante y enriquecedora de la oferta turística a las motivaciones de los distintos segmentos de clientes.

Al respecto, Canarias afronta su estrategia de marketing turístico  para el periodo 2017-2020 con un enfoque renovado en el que prima el conocimiento del cliente; la incentivación de dicha adecuación de la oferta en todas  sus vertientes; el fortalecimiento de la identidad propia de las islas como herramienta diferenciadora, y la comunicación personalizada y diferenciada con el empleo intensivo de las tecnologías digitales, “que también deben ser el instrumento para la mejora de la  experiencia  de los visitantes y su interacción con el territorio, más allá del establecimiento alojativo”, puntualizó Lorenzo.

Noticia anterior...

La Fundación CajaCanarias abre la convocatoria de sus Premios 2017

Siguiente noticia...

Más de 100 rambleros se benefician de la nueva oficina de orientación profesional