El Gobierno canario ha destinado cerca de 3,5 millones a mitigar los efectos de la pandemia en el sector pesquero y acuícola

3 minutos aproximados de lectura

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno Canarias, Alicia Vanoostende, ha explicado ayer martes en el pleno del Parlamento de Canarias las medidas de apoyo para reactivar el sector pesquero y la acuicultura como consecuencia de la crisis sanitaria.

Vanoostende señaló que “hemos habilitado cerca de 3,5 millones de euros entre fondos europeos, del estado y de la Comunidad Autónoma para amortiguar los daños ocasionados por la pandemia en un sector estratégico que necesita mayor liquidez para recuperar la normalidad”.

Entre las principales ayudas concedidas destacan las relativas al funcionamiento básico de las entidades asociativas que sustentan los servicios de la pesca extractiva, con un incremento de 370.000 euros, y un importe total de 850.501 euros procedente del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP), de las que resultaron beneficiarias 28 cofradías de pescadores.

Para ayudar a los puntos de primera venta, se concedió otra subvención orientada a la financiación de los gastos de funcionamiento necesarios para permitir la comercialización de productos de la pesca frescos, con un importe convocado a través de fondos FEMP que ascendió a 600.000 euros, pudiendo acceder un total de 33 solicitantes, de los cuales 28 son cofradías de pescadores.

Para las medidas a los armadores perteneciente al caladero de Canarias y a la modalidad de pesca de artes menores o atunero cañero, se habilitó una subvención de un millón de euros de fondos de la Comunidad Autónoma de Canarias para 156 pescadores.

En relación a las empresas de acuicultura, se convocaron para el ejercicio 2020 ayudas compensatorias de carácter excepcional, valoradas en un millón de euros del FEMP, destinadas a paliar la disminución de ingresos en la comercialización de sus productos.

La consejera adelantó que se están evaluando las posibles pérdidas económicas de las entidades productoras comerciales de pescado local que, siendo al mismo tiempo productoras y comercializadoras de pescado local, han sufrido una merma en sus ingresos por la caída de los precios del pescado.

“Nuestro Gobierno apuesta por un sector que es importante por el tejido social y por su valor paisajístico, cultural y de sostenibilidad”, apuntó.

noticia anterior...

El Consejo Insular de Vivienda recoge las aportaciones de los agentes sociales y políticos

siguiente noticia...

El área de Innovación del Cabildo actualiza su web con contenidos más claros y accesibles