El alcalde de San Juan de la Rambla felicita a los vecinos por “el comportamiento ejemplar” en el Día de la Cruz

3 minutos de lectura

El alcalde de la villa de San Juan de la Rambla, Ezequiel Domínguez, agradece a todos los vecinos del municipio “el esfuerzo realizado ayer, Día de la Cruz, para mantener la tradición viva, a pesar del contexto complicado que estamos viviendo. Quedó patente que los rambleros de bien respetamos enormemente nuestra cultura, nuestras tradiciones y nuestra historia,  y que ni una pandemia mundial es suficiente para evitar que año tras año, de una manera u otra, siga floreciendo el amor que tenemos a lo que nos define y nos hace pueblo”.

En este sentido, el mandatario local aludió a los vecinos, colectivos e instituciones responsables del ornato de cada una de las más de cuarenta cruces del municipio, remarcando que “visitarlas en el día de ayer fue emocionante, no sólo porque era el primer recorrido que hacía siendo alcalde, sino también porque mis vecinos siguen sorprendiéndome con su capacidad de superación. Año tras año, el ornato es mejor que el anterior y digno de admirar. Tenemos grandes expertos en arte efímero, que consiguen que San Juan de la Rambla sea un museo al aire libre durante ese día”.

En el comunicado oficial de Alcaldía publicado en la web municipal, Domínguez tuvo también palabras de agradecimiento “por el comportamiento ejemplar que sigue definiéndonos y que nos permite ser de los municipios que mejor ha paliado la crisis sanitaria actual. El escrupuloso respeto por las medidas sanitarias de aquellos que no han decidido renunciar a la costumbre de visitar las cruces ha sido la tónica habitual del día. Debemos estar orgullosos y debemos seguir en este camino para que más pronto que tarde, podamos recuperar las tradiciones tal como las recordamos”.

Para concluir el comunicado, el alcalde ramblero subrayó el compromiso de la Administración con las tradiciones, asegurando que se mantendrá firme en la misión de “protegerlas y fomentarlas para que no se pierdan”.

La villa de San Juan de la Rambla celebró ayer lunes el Día de la Cruz, evitando las reuniones en torno al lábaro pero manteniendo los ornatos artesanales característicos. El concurso que premia al mejor enrame también se conserva, respetando premios económicos de años anteriores.

Noticia anterior...

El PSOE defiende que las ayudas directas lleguen a quienes más han sufrido la crisis en Canarias

Siguiente noticia...

Ciudadanos pide reforzar las plantillas de profesores para reducir la brecha educativa