AFEDES celebra su 20 aniversario ofreciendo empleo, formación y asesoramiento

7 minutos aproximados de lectura

“El mayor valor es poder darle una salida laboral a más de 300 personas cada año que se encuentran en una situación difícilmente sostenible: mujeres víctimas de violencia de género, personas desempleadas de larga duración, aspirantes a un puesto de trabajo de más de 45 años, personas con alguna diversidad funcional e inmigrantes sin recursos”, explica Catalina de Lorenzo-Cáceres y Farizo, socia fundadora y presidenta de la Asociación para el Fomento de la Formación, el Empleo, la Información y el Desarrollo del Norte (Afedes), situada en Icod de los Vinos.

Se trata de una entidad sin ánimo de lucro que ofrece empleo, formación y asesoramiento y que desde hace 20 años trabaja prioritariamente por la integración social y laboral de los colectivos en situación de exclusión social o en riesgo de padecerla.

Afedes inició su andadura en la Ciudad del Drago en el año 1999, fruto de la inquietud de un grupo de profesionales de diferentes campos (economía, derecho, relaciones laborales, psicología e informática, sobre todo) preocupado por la situación de las personas más vulnerables a la hora de encontrar una salida laboral.

Una situación que en el caso del Norte de Tenerife se agrava aún más por los elevados índices de paro y el traslado progresivo de la población hacia el Sur de la Isla y al área metropolitana en la búsqueda de salidas laborales.

Aquella pequeña oficina de atención al público que abrió por primera vez sus puertas en marzo del 2000 se ha ampliado hoy a tres sedes –todas en Icod– dedicadas preferentemente a la preparación de las personas demandantes de empleo que más complicado lo tienen y a fomentar el desarrollo social del Norte. A lo largo de este tiempo ha puesto en marcha más de 260 proyectos en Tenerife y actualmente ejecuta 12 grandes iniciativas de intervención social y laboral entre Icod y Santa Cruz.

Antes de dar el paso que le cambió la vida, Catalina de Lorenzo-Cáceres y Farizo dirigía una agencia municipal de desarrollo local, un puesto que le llevó a conocer la realidad social y laboral de cientos de familias en una época en la que no existían centros de formación y empleo en la comarca.

“Nada más dar los primeros pasos, la demanda fue brutal”, recuerda. Hoy, el flujo de personas solicitantes no para de crecer entre demandantes de empleo en busca de una oportunidad laboral (muchos de ellos por primera vez), trabajadores en proceso de mejorar su formación y empresas interesadas en cubrir determinados perfiles profesionales.

Pero la labor de Afedes no solo se circunscribe al ámbito insular. Entre 2011 y 2013, en plena crisis económica, la asociación desarrolló en Galicia y Rumanía el proyecto ‘Mujeres 2010’ centrado en mejorar el acceso femenino al mercado laboral y también el de personas con diversidad funcional. Una oportunidad que surgió a raíz de la exitosa experiencia de la asociación tinerfeña con estos colectivos y que, en el caso del desempleo femenino, se vio reforzado con la creación, en 2006, de la Asociación de Mujeres Tayda, para facilitar la búsqueda de trabajo en condiciones de igualdad entre mujeres y hombres.

Valores como el compromiso, la solidaridad, la tolerancia y el respeto por el medio ambiente han quedado de manifiesto en numerosos proyectos impulsados por este colectivo y que han contado con el respaldo de la Obra Social de La Caixa, Gobierno de Canarias y la Fundación Cajacanarias.

En la búsqueda del mayor número posible de soluciones, la organización dio un paso más en 2016 y fundó su propia empresa de inserción laboral, denominada Activando Sueños, dirigida a crear empleo directo para las personas más vulnerables. Un total de 15 hombres y mujeres se han beneficiado hasta hoy de esta innovadora apuesta comercial.

La trayectoria y los servicios que ofrece Afedes le ha permitido crear una de las 10 empresas de inserción laboral oficialmente reconocida por el Gobierno de Canarias y la única en el noroeste de la Isla.

Sus fuentes de financiación dimanan de las cuotas de sus más de 500 socios -entre particulares y empresas- donaciones y subvenciones públicas para la ejecución de proyectos.

Los números hablan bien a las claras de su labor a lo largo de estos 20 años: 4.331 personas han conseguido trabajo (303 el año pasado), 20.214 atenciones, 260 proyectos, más de 2.400 acciones formativas, 1.386 cursos impartidos a 15.864 alumnos, 1.736 servicios a personas emprendedoras para la creación de sus propias empresas y una bolsa de empleo con más de 15.000 personas.

Un balance que ha permitido ir ampliando la plantilla de profesionales -el gran pilar en el éxito de la empresa- hasta la treintena de empleados, entre coordinadores, técnicos, monitores, trabajadores sociales, psicólogos, educadores y personal de apoyo.

Dos decenios después de su creación, la asociación Afedes mantiene la ilusión intacta del primer día en su lucha por conquistar los objetivos que propiciaron su creación: ocuparse de las familias más necesitadas y con mayores dificultades para acceder a un puesto de trabajo y contribuir a mejorar las condiciones sociales y económicas del Norte de Tenerife.

Leer Memoria de Actuaciones 1999-2019 de AFEDES

Fuente: Diario de Avisos

noticia anterior...

El albergue del Mazapé, un paso de San Juan de la Rambla para abrirse camino en el turismo

siguiente noticia...

Apoyo de la Obra Social Caixa Bank a los colectivos sociales de Los Silos