Un espectacular mural con motivos agrícolas decora la fachada del huerto urbano de Icod

Icod de los Vinos

El huerto urbano municipal de Icod, ubicado en el barrio de San Antonio, luce desde el fin de semana nueva imagen gracias a un espectacular mural de 100 metros cuadrados obra del prestigioso artista orotavense Roberto Rodríguez “Ro. Ro”.

Esta iniciativa de la Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de Icod de los Vinos, a través del proyecto Jardín Social, homenajea la riqueza de la agricultura icodense y a todos aquellos hombres y mujeres que con su esfuerzo dignifican esta actividad tan importante en el municipio. Además, se realza, por medio de la representación de personajes de playmobil, tan característico en las obras de “Ro. Ro”, el sentir y el arraigo de las tradiciones en el emblemático barrio de San Antonio.

El concejal de Agricultura, José Domingo Alonso, señala que “el nuevo mural va a significar un antes y un después del huerto urbano municipal, con su apoyo a los agricultores y a la labor social que aquí se desarrolla”. En esta línea, muestra “su satisfacción por la gran expectación generada por los originales dibujos y la didáctica de un mural que capta la atención de los más pequeños y también de los mayores”.

Las obras de “Ro.Ro” se sustentan en la pintura, la fotografía y el stencil, consiguiendo crear nuevos espacios, llenos de vida, anónimos y humanizados, donde la figuración se convierte en la base del relato. En los últimos años “Ro.Ro” ha creado una nueva forma de entender su trabajo. Mantener un marcado acento incoherente al ver su obra siempre ha sido lo esencial.

La obra de “Ro.Ro” construye metáforas sobre la realidad que incluyen desde lo más inmediato y cotidiano, hasta aquello que tan solo podemos percibir por su complejidad y dimensión.

El juego de “Ro.Ro” obliga al espectador  a utilizar la razón  y la inteligencia, ordenando una narrativa que necesita ser completada e interpretada. Un trabajo donde convive el humor, la especulación, la emoción, el absurdo y la poesía. Una apuesta artística donde el divertimento no está exento de reflexión.