Un barco desde Masca hasta Punta de Teno

Buenavista del Norte

El próximo mes de febrero se cumplirán dos años de cierre del sendero del barranco de Masca, en Buenavista del Norte, por motivos de seguridad. El Cabildo de Tenerife acaba de anunciar que este extraordinario paraje podría reabrirse de forma controlada al uso público el próximo verano, pero en Buenavista no quieren que todo el negocio se quede en Santiago del Teide, concretamente en el muelle de Los Gigantes. El alcalde, Antonio González Fortes (SSP), y el presidente de la Asociación de Vecinos Barranco de Masca, José Riquelme Díaz, coinciden en que la nueva etapa que se abre debe incluir la posibilidad de salir de la desembocadura del barranco de Masca en un barco que lleve a los excursionistas que lo deseen hasta Punta de Teno.

Durante décadas, la única posibilidad de salir por mar del barranco de Masca era utilizar alguna de las embarcaciones que conectaban el viejo embarcadero con el puerto deportivo de Los Gigantes. Cuando bajar por este bellísimo barranco obligue a realizar una reserva y a utilizar casco de protección, los buenavisteros quieren que sea posible completar la experiencia sin salir de su término municipal y, a la vez, disfrutar de la parte menos conocida de los acantilados y de otro enclave de belleza singular: la Punta de Teno.

Malestar del alcalde

El alcalde, Antonio González Fortes (SSP), no esconde su malestar por el anuncio del Cabildo de que prevé abrir el barranco el próximo verano: «Nosotros no lo esperábamos y nadie nos lo comunicó previamente. Parece que nuestro municipio interviene en este asunto como un espectador. Echamos de menos que se cuente más con la localidad donde se ubica el barranco, ya que detectamos que se tiene más en cuenta a Santiago del Teide que a Buenavista».

«El ayuntamiento quiere gestionar el embarcadero de Masca de forma directa y, además, queremos que Punta de Teno cuente con un refugio pesquero adecuado en la zona de La Ballenita, un embarcadero clave para la futura reserva marina y también para estos usos turísticos», plantea Fortes.

«Buenavista no puede jugar un papel residual en este asunto -insiste el alcalde-, ni se puede enfocar todo para beneficio de Los Gigantes. En Buenavista también hay empresas dispuestas a conectar el embarcadero de Masca con Punta de Teno y creemos que lo justo y adecuado es que exista esa posibilidad, que pasa por una obra».

El Ayuntamiento de Buenavista del Norte lleva años esperando una actuación en el entorno de la playa de La Ballenita, donde existen unas escolleras que el mar ha deteriorado y ya prácticamente no cumplen su función de abrigo.

«En una zodiac se puede desembarcar ahora, pero queremos que Punta de Teno disponga de un embarcadero con unas condiciones dignas para los pescadores y también para las empresas que quieran utilizarlo para excursiones turísticas», subraya el alcalde.

«Alguna empresa ya trabaja en la zona y sabemos que hay más interesadas. Sólo hace falta que desde el Gobierno de Canarias, Costas y el Cabildo se impliquen en la ejecución de este nuevo refugio pesquero, que jugaría un papel clave en la futura reserva marina», insiste González Fortes.

Entre las ventajas que tendría vincular la visita al barranco de Masca con una salida por Punta de Teno está la línea 369 de Titsa: «Ya tenemos una línea de transporte público que une la estación de guaguas de Buenavista con la Punta de Teno, por lo que se aprovecharía un recurso existente».

Fortes reconoce que «al menos desde el año 2006 venimos escuchando que esas escolleras de Punta de Teno están amortizadas y que la obra, de la década de los 70 u 80 del siglo XX, ya no cumple su función. Es necesario rehacerlo y llevamos más de 13 años esperando». En el mandato anterior, el ayuntamiento tuvo conocimiento de que desde el área de Turismo del Cabildo de Tenerife se estudió algún tipo de mejora en la zona de La Ballenita, «pero en estos momentos no sabemos cuáles son los planes del gobierno insular y nos han dado cita para reunirnos con ellos el 4 de diciembre», lamenta el mandatario.

«Informalmente nos han preguntado por posibles ubicaciones de aparcamientos para que los excursionistas dejen sus vehículos. Se ha hablado del casco y de El Palmar, pero más allá de donde sea la salida, queremos que sea posible que la ruta pase por Punta de Teno», reiteró el alcalde, quien apuesta por «aprovechar la infraestructura que ya tiene Los Gigantes, pero sin excluir a Buenavista».

La idea municipal es que el excursionista pueda decidir si entra y sale por el Sur (Santiago del Teide) o lo hace por el Norte (Buenavista). «La visita sería mucho más atractiva, pero ahora mismo no está pensada así», advierte.

Ordenanza de estacionamiento

El consistorio ya ha remitido a Carreteras del Cabildo su ordenanza de estacionamiento para Masca, pero el gobierno local (SSP-CC) lamenta que aún no hayan comenzado las obras del paseo peatonal ni de los nuevos aparcamientos en Masca. Actuaciones proyectadas y financiadas que «sólo requieren un último empujón».

El presidente de la Asociación de Vecinos Barranco de Masca, José Riquelme Díaz, pide «coherencia» al Cabildo en la regulación del acceso al barranco y la organización de las rutas de los excursionistas: «El barranco de Masca no se puede gestionar desde el Sur y todo no se puede enfocar sólo a beneficio de Los Gigantes».

«No podemos permitir que la gente del Norte se tenga que ir al Sur, a Los Gigantes, para dejar el coche y luego tener que volver al Norte, para visitar el barranco, y tener que regresar de nuevo al Sur. No tiene lógica y se generarían una gran cantidad de desplazamientos inútiles y de contaminación en este parque rural».

Este colectivo vecinal también apuesta por crear un aparcamiento para los excursionistas en el casco de Buenavista, cerca de la estación de guaguas, y por habilitar el embarcadero de Punta de Teno para que se pueda regresar en barco hasta allí y luego en guagua a Buenavista. «Lo lógico y lo coherente es que se facilite una ruta con origen y destino en el Norte y otra en el Sur», plantea Díaz. A su juicio, «sería una estupidez volcar todo hacia el Sur. El proyecto nacería cojo».

Preocupación por los retrasos

A los vecinos de Masca también le preocupan los retrasos en las obras previstas para conectar el caserío con la zona de El Turrón, «separando a los peatones del tráfico», y para aparcar las guaguas en la zona de La Cruz de Hilda.

Riquelme Díaz recuerda que los vecinos ya han solicitado que sólo se permita bajar hasta Masca a guaguas con un máximo de 25 plazas «para acabar con el peligro y la congestión de la carretera». A su juicio, para que la apertura del barranco no desate el caos de nuevo, «deben habilitarse las sendas peatonales previstas, los aparcamientos y los apeaderos para que esas guaguas de menor tamaño tampoco se queden en Masca».

El compromiso del Cabildo de Tenerife

La consejera de Gestión del Medio Natural y Seguridad del Cabildo de Tenerife, Isabel García (PSOE), asegura que el compromiso de la administración insular pasa por facilitar el acceso en transporte público al barranco de Masca «tanto desde Santiago del Teide como desde Buenavista, donde ya contamos con una partida de 410.000 euros para comprar un solar donde está previsto construir un aparcamiento». García insistió en declaraciones a El Día que la apuesta insular es «por ambos municipios» y lamentó que desde Buenavista «se haya percibido lo contrario». A su juicio, la regulación será «muy positiva» para Buenavista y «generará empleo y desarrollo económico». Respecto al embarcadero de Punta de Teno, indicó que es algo «a estudiar».

Permiso para usar el embarcadero viejo

García también anunció que desde la Subdelegación del Gobierno de España les han informado de que «muy pronto» llegará el permiso necesario para poder utilizar el embarcadero viejo de la desembocadura del barranco de Masca, «mientras se habilita el nuevo». A su juicio, es una «muy buena noticia», ya que permitirá acelerar la reapertura.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)