Somos Icodenses pide al Cabildo que se mantenga el recorrido tradicional de las romerías y procesiones que discurren por carreteras de competencia insular

Icod de los Vinos

La agrupación política de Icod de los Vinos, Somos Icodenses, recuerda que la celebración de eventos festivos y religiosos, romerías, paseos y procesiones, por los caminos canarios, caminos que posteriormente se convirtieron en calles y carreteras, es una tradición que se remonta a los primeros momentos del poblamiento europeo de las islas, e incluso con anterioridad, en manifestaciones llevadas a cabo por nuestros antepasados aborígenes. La antigüedad de la mayoría de ellas ha propiciado su arraigo en el recuerdo de las gentes, convirtiéndose su práctica anual en actos llenos de sentimiento popular, y religioso en la mayoría de ellos, y han conformado  con el paso del tiempo un calendario de celebraciones en torno a las cuales se han mantenido, y en algunos casos originado, buena parte de las tradiciones populares de nuestra tierra, de lo cual Icod de los Vinos es uno de los mayores ejemplos en Canarias.

Desde Somos Icodenses entienden que “cambiar el lugar o recorrido de estas celebraciones produce en las gentes del pueblo, que hace enormes esfuerzos para mantenerlas, un auténtico shock sentimental, porque en su fuero interno sienten que se desnaturalizan sus esencias y se ataca la fidelidad al pasado y a la tradición, generándose en el conjunto de la población una especie de sentimiento de devaluación moral del acto”. Por ello, “rechazan de plano cualquier modificación de su recorrido y luchan por su conservación”.

El Servicio de Carreteras del Cabildo de Tenerife “ha establecido la prohibición de cortar carreteras de carácter insular, de su competencia, por causa de la celebración de romerías y procesiones, rompiendo así con tradiciones de muchos años, en algunos casos seculares, y dando lugar al rechazo y reacción de los afectados, por las causas señaladas. Tal es el caso de la Romería de San Isidro que se celebra en el icodense barrio de La Mancha” señalan.

Aseguran que “con origen mucho más reciente que las romerías y procesiones, han surgido celebraciones deportivas, fundamentalmente de atletismo y automovilismo, que también ocupan carreteras insulares, sin que se vean afectadas por las prohibiciones del Cabildo, cosa que, por otro lado, tampoco deseamos que se produzca”.

Somos Icodenses se une “al unánime sentir de la población afectada, que quiere mantener sus tradiciones, y propone al pleno del Ayuntamiento de Icod de los Vinos que solicite al Cabildo que se mantenga el recorrido tradicional de las romerías y procesiones que discurren por carreteras de competencia insular en nuestro término municipal, así como que se estudie el recorrido de cada una de ellas y se establezca, de común acuerdo entre el Ayuntamiento y el Servicio de Carreteras del Cabildo, un plan de actuaciones de carácter permanente que contemple la dotación de medios de control suficientes para garantizar la seguridad y el buen orden de las mismas, y se establezcan vías alternativas que garanticen el discurrir del tráfico rodado durante su desarrollo, con los menores inconvenientes posibles”.