Sí se puede señala al PSOE de Buenavista como responsable del freno a su propuesta para cambiar las galas de reina infantil por fiestas de la infancia

Buenavista

Sí se puede señala al PSOE de Buenavista como responsable del freno a su propuesta para cambiar las galas de reina infantil por fiestas de la infancia. La concejala del grupo municipal ecosocialista en el Ayuntamiento Melissa Méndez Luis destaca que “el grupo socialista no fue capaz de presentar un argumento para oponerse a la iniciativa de Sí se puede y se ocultó tras la única concejala de CC, responsable del área de Cultura, en un intento fallido de evitar una actuación bochornosa”.

Efectivamente, el grupo de gobierno, compuesto en su mayoría por mujeres –una concejala de CC y el resto del PSOE– fue incapaz de aprobar una iniciativa que ambos partidos han aprobado en el Cabildo de Tenerife, donde también gobiernan en alianza, y a pesar de que afirmaron en el transcurso del debate plenario que estaban de acuerdo con los puntos que Sí se puede propuso adoptar como resolución.

“El grupo socialista evidenció que son víctimas de la sociedad machista vigente y que actúan en consecuencia; no tienen herramientas ni conciencia suficiente para transformarla y combatir el machismo; por ello ven como algo sin importancia que se esté exhibiendo a niñas en un escenario. Es un comportamiento que nos sorprendió por parte de un grupo político que se denomina socialista”, apunta Méndez.

“El gobierno de CC-PSOE se enredó en su propio lío por su incapacidad de tomar una decisión que evidentemente les chirriaba, aunque por cuestiones de corrección política no fueron capaces de atacar directamente: la concejala de Cultura señaló que en Buenavista no se daba una hipersexualización de las candidatas a reinas y que además también se había introducido el concurso de candidato a rey, mientras que, en general el PSOE señalaba no estar de acuerdo con ciertas afirmaciones de la exposición de motivos”, manifiesta la concejala.

“Con una intención clara de escurrir el bulto”, según Méndez, finalmente el gobierno propuso dejar el asunto sobre la mesa para consensuar un texto con los colectivos municipales, cuando la propuesta contemplaba la promoción de un debate en el municipio para la reflexión colectiva y la concienciación sobre este asunto, en el que se vean comprometidas distintas asociaciones y colectivos sociales, así como padres y los propios menores en los centros educativos.

A juicio de Sí se puede, en el debate el grupo de gobierno minimizó en varias ocasiones el impacto real que tienen este tipo de eventos y aludió a que la concejala de Cultura no podía evitar la aceptación a participar en este tipo de actos, “una expresión que remite al caladero de votos que significan estas actividades, tal como se señala en la moción”, dice la concejala.

La moción de Sí se puede pretendía transformar las galas de reinas infantiles de las fiestas en galas o fiestas de la infancia, como una acción que implique a las Comisiones de Fiestas o a las entidades organizadoras particulares, para evitar la hipersexualización de las niñas y para promover actividades que consagren el derecho de los y las menores, que valoren sus talentos personales o colectivos, en sus distintas vertientes, como la música, el baile, la poesía, el teatro…, y que primen el respeto a la identidad diversas de quienes participen.