Sí se puede reclama al Cabildo y al Consejo Insular de Aguas “un compromiso serio” con las propuestas de los municipios para la depuradora de la Isla Baja

Buenavista/Garachico/Los Silos

Sí se puede reclama al Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) y al Cabildo Insular que se comprometan seriamente con las propuestas para la depuradora de la Isla Baja que salgan de los municipios afectados: Buenavista, Garachico y Los Silos. “Se trata de cumplir un mero principio de lealtad y respeto institucional entre administraciones públicas de carácter democrático”, asegura el concejal del grupo de Sí se puede en el Ayuntamiento de Buenavista, Esteban Lorenzo.

Lorenzo advierte además sobre el posible aplazamiento en la construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) para la Isla Baja, con la intención de eludir el planteamiento de la ciudadanía, contrario a los planes del CIATF. Asimismo, la organización ecosocialista considera que el proceso participativo para consultar la posición de la ciudadanía sobre el asunto está mal planteado.

“No es admisible que una administración pública como el Cabildo presione a otras, como los Ayuntamientos de Buenavista, Garachico y Los Silos, con que, si no se ejecuta el plan previsto por el CIATF, serán los ayuntamientos los que tengan que hacerse cargo de la construcción de sus depuradoras de ámbito municipal”, asegura el concejal de Sí se puede en referencia a las manifestaciones del consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, durante la reunión mantenida esta semana entre el Consejo Insular y la Plataforma Los Silos-Isla Baja, publicadas por el periódico Daute Digital.

Esteban Lorenzo

“Esas formas de funcionar no son dignas de un sistema democrático; se tiene que respetar la voluntad de la población, más aún cuando no se ha desarrollado un proceso participativo en condiciones que permita a la gente opinar sobre esta infraestructura”, manifiesta Lorenzo en un reproche al consejero que va seguido de una exigencia: “Si los ayuntamientos apuestan por otros sistemas de depuración, el Cabildo está obligado a apoyar lo que se ha decidido en los municipios”.

Igualmente, el concejal responde las afirmaciones del consejero insular con las que apunta el año 2027 como plazo para encontrar una solución ya que, a su juicio, la comarca no corre el riesgo de incumplir las exigencias de la Unión Europea en materia de depuración. “Creemos que las depuradoras actuales funcionan mal y hay que solucionar ya un problema que no se puede aplazar sin fecha; este nuevo horizonte temporal propuesto da la impresión de que es una estrategia electoral para parar un proyecto rechazado por la población y retomarlo después de las elecciones de 2019”, apunta Lorenzo.

Respecto al proceso participativo, el concejal de Sí se puede recuerda que la metodología digital escogida deja fuera del debate colectivo a todas las personas de la comarca que no cuentan con acceso a Internet o no están acostumbradas a usarlo, que son muchas. Además, el proceso es deficiente, al no contemplar la consulta sobre la técnica de depuración a emplear y limitarse a pedir una opinión sobre la ubicación de la EDAR. Finalmente, se trata de una consulta no vinculante, de forma “puede quedar en un mero paripé”, subraya el concejal.