Sí se puede exige al gobierno de Buenavista que entregue ya el borrador del presupuesto para 2019

Buenavista del Norte

Sí se puede exige al gobierno de Buenavista que entregue ya el borrador del presupuesto municipal para 2019. El portavoz del grupo ecosocialista en el Ayuntamiento, Antonio González Fortes, denuncia que la dejadez de PSOE-CC vuelve a retrasar el principal instrumento para el desarrollo del municipio, como es ya una tónica habitual en Buenavista durante este mandato.

“La alcaldesa aseguró en el pleno de octubre pasado que su intención era comenzar a elaborar los presupuestos en noviembre y añadió que confiaba en preparar uno más fiable para 2019, al tener en cuenta la ejecución del de 2018. En el pleno de enero de este año dijo que estaban terminando un documento base para enviarlo a la oposición y aprobarlo cuanto antes en el siguiente pleno, lo que significa que debe estar listo ya; sin embargo, han pasado 20 días desde esta última afirmación y aún la oposición seguimos esperando a contar con un documento que podamos evaluar”, asegura González Fortes.

Sí se puede reclama a la alcaldesa que “tome medidas y acelere el proceso, no solo porque este retraso redunda en el desarrollo de todo el municipio durante este año, sino porque no es de recibo para la vida democrática de una institución que la oposición no tenga tiempo para revisar concienzudamente un plan tan importante como el presupuesto”, subraya su portavoz.

Además, Sí se puede considera que esta lentitud en la elaboración del presupuesto conlleva también otro déficit democrático, ya que, al forzar a darse prisas para aprobar el presupuesto a última hora, “se niega a la ciudadanía el derecho a opinar y a participar en un asunto de tanta importancia”, señala González Fortes.

A juicio de la organización ecosocialista, se trata de preparar un presupuesto base que tenga en cuenta las necesidades de Buenavista, pero también de poner en marcha un plan de trabajo con la oposición en el que se establezca un calendario de reuniones, los plazos de presentación de propuestas y cualquier otra cuestión relevante para facilitar y organizar el proceso previo al debate del documento en la sesión plenaria.

Se trata también de discutirlo con la ciudadanía a través del Consejo Municipal de participación –que debía haberse creado ya, según un acuerdo plenario impulsado por Sí se puede– y otras mesas de participación, dado que es imprescindible que el presupuesto sea sometido a un proceso de elaboración participativo abierto a la intervención de la ciudadanía.