Sí se puede dice que la alcaldesa de Buenavista evita dar la oportunidad a la participación ciudadana en el caso de la depuradora

Buenavista

Sí se puede dice que la alcaldesa de Buenavista, Eva García (PSOE), evita dar una oportunidad a la participación ciudadana en el caso de la depuradora de aguas residuales de la Isla Baja.

La organización reclama a García que especifique en qué aspectos no se identifica con la moción ecosocialista presentada en el pleno del pasado 9 de octubre, con la que Sí se puede pretendía que la corporación solicitara al Consejo Insular de Aguas y al Cabildo de Tenerife actuaciones para impulsar un proceso de participación ciudadana sobre la depuración de aguas acorde a la normativa de participación pública en materia de Medio Ambiente, así como para trasladar la propuesta al resto de los ayuntamientos de la comarca.

El concejal del grupo ecosocialista en el Ayuntamiento, Esteban Lorenzo Rivero, destaca que el PSOE se abstuvo en la votación de esta moción “por no coincidir con el planteamiento, según explicaron durante el debate en el pleno, aunque el grupo de gobierno fue incapaz de concretar en qué aspectos de esta propuesta estaban en desacuerdo”.

Por este motivo, Sí se puede registró hace quince días en el Ayuntamiento una solicitud de información en la que pedía al gobierno que “especifique los puntos de desencuentro que ha encontrado en la exposición de motivos de la citada moción y que les ha llevado a no apoyarla”. El grupo ecosocialista aún no ha recibido una respuesta a esta petición.

A juicio de Sí se puede, “el argumento fue una excusa para no exigir que se cumpla con la normativa y para impedir que la gente participe con toda la información necesaria en el desarrollo de este proyecto; porque la información sobre el requisito legal del proceso participativo la tienen desde hace meses y, sin embargo, en el pleno, no supieron decirnos en qué no estaban de acuerdo para justificarse”, explica Lorenzo.

“Es importante que la ciudadanía cuente con una información veraz de lo que se debate en los plenos, por eso exigimos una explicación al gobierno de PSOE-CC, para que a su vez no puedan eludir el debate claro y preciso, sincero, que es exigible durante las sesiones plenarias como un requisito democrático básico”, subraya el concejal.

La propuesta de Sí se puede en el pleno de octubre consistía en que el Ayuntamiento de Buenavista reclamara al Consejo Insular de Aguas y al Cabildo de Tenerife la puesta en marcha de un proceso de participación ciudadana que corrija el incumplimiento que en materia de participación ciudadana se cometió durante el primer ciclo del Plan Hidrológico Insular (PHI), ya que se realizó sin facilitar la información adecuada  y se adoptaron decisiones definitivas sobre las ubicaciones territoriales sin que previamente se hubiera abierto un proceso de participación pública en el que figurasen diferentes alternativas a la ubicación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales urbanas (EDAR) con sus correspondientes análisis de coste-eficacia, además de la pertinente evaluación ambiental de cada una de ellas.

Efectivamente, al analizar con detalle la elaboración del primer ciclo del PHI se puede comprobar que se vulneró la exigencia de una participación pública ajustada a los criterios de la Directiva Marco del Agua y otras directivas en materia de participación ambiental, ya que los documentos que fueron expuestos durante la fase de participación pública “carecían de un estudio de las alternativas de implantación, que deben ir acompañadas de una memoria, planos y otros documentos que, entre otros factores, contemplen especialmente los probables efectos significativos sobre el medio ambiente y un análisis de las alternativas desde la perspectiva coste-eficacia, con especial atención a los costes ambientales que sean evaluables.