Se mantiene la restricción del agua en La Guancha, aunque el Ayuntamiento espera que Sanidad baje en unos días la medida sólo a los menores de 8 años

La Guancha

El alcalde de La Guancha, Antonio Hernández, confirmó este lunes en la programación de Radio La Guancha que “la situación en cuanto al suministro de agua a todas las viviendas se ha normalizado y los primeros resultados de los análisis que se han hecho respecto al agua después de mezclar agua desalada, con agua sin desalar, nos han dado valores de flúor entorno a los 3mg/L. Con este valor se podría bajar la restricción en el consumo del agua solo a la población menor de 8 años, aunque esa competencia no la tenemos nosotros, la tiene Sanidad, por eso esperamos que pronto nos comuniquen que se levanta la restricción a toda la población y sólo se mantiene para los menores”.

Según el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, como medida de protección de la salud de los consumidores, se establece que el valor máximo de fluoruro en el agua de consumo humano es de 1,5 mg/L. En este sentido, Hernández señaló que “en estos días seguimos pendientes de los niveles en los depósitos de cabecera que se van recuperando poco a poco y al mismo tiempo, continuamos pendientes por las noches de las posibles fugas de agua para seguir solucionando averías y poco a poco también, retomar la normalidad en el suministro. Nuestro objetivo en las próximas semanas es que según se vayan recuperando los niveles en los depósitos, dejar de utilizar agua sin desalar y volver al agua 100% tratada, de esa forma volveremos a cumplir con todos los parámetros que establece la normativa para el consumo humano del agua. En la actualidad con el único valor que no cumplimos es con el del flúor, que pronto esperamos recuperar y volver al 1`5 establecido”.

Cabe recordar que desde el pasado martes día 9 el Ayuntamiento de La Guancha informaba sobre la restricción a toda la población del uso del agua para consumo humano, después de que se tomara la decisión de mezclar agua desalada, con agua sin tratar, para así poder garantizar el suministro a toda la población.