Se levanta la restricción de agua de consumo en el barrio silense de San Bernardo

Los Silos

El Ayuntamiento de Los Silos comunica en una nota de prensa que desde el pasado jueves ya se ha levantado la restricción de agua de consumo para los vecinos del núcleo de San Bernardo de Las Canteras Alto, tras 45 días desde que Sanidad Pública decidiera restringir su consumo, permitiendo tan solo que fuera utilizada para aseo personal. Las calles afectadas fueron las de La Montaña, Las Canteras, Chica, Transversal, La Ruda, camino Ravelo, camino Viejo y Las Flores.

Señalan desde el grupo de gobierno (CC-PP) que “durante este tiempo transcurrido -con la lógica presión vecinal y las exigencias del órgano competente en garantizar la calidad del agua- desde la administración local se ha tratado de solucionar el problema en el menor tiempo posible, teniendo en cuenta que han sido bastantes los inconvenientes encontrados a nivel burocrático y de prestación de servicios”.

Los trabajos realizados por el Ayuntamiento se han centrado en la limpieza y desinfección del depósito afectado, así como la instalación de un equipo de dosificación. De forma paralela, y en vista de la dificultad para acceder al depósito, se llevó también a cabo la limpieza de la pista y desbroce de la maleza existente en la zona, para el acceso de los operarios y el material necesario para solventar la incidencia.

Depósito de agua en San Bernardo Alto

La alcaldesa de Los Silos, Macarena Fuentes, y el concejal responsable de Aguas, Jesús Jonay Expósito, coinciden en señalar que este jueves 28 “recibíamos la mejor noticia a través de la Dirección General de Sanidad Pública en la que se nos informaba que, una vez ejecutados los trabajos requeridos y realizadas las analíticas correspondientes, los informes han sido positivos. Por lo tanto, ya los vecinos de San Bernardo pueden beber agua del grifo”.

Concluyen subrayando desde el gobierno silense que “hemos logrado darle solución a un problema que venía padeciendo esta infraestructura desde hace algunos años y que, por las razones que fuera, nunca pudo regularizarse esta situación. El Ayuntamiento, desde el minuto uno, ha trabajado buscando todas las vías de solución posibles, no exentas de inconvenientes, y que ahora ya hemos podido salvar para poner fin a esta problemática”.