Se aprueba el proyecto y el pliego técnico del cierre definitivo del anillo insular de Tenerife

Información insular

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, firmó recientemente la orden mediante la cual se aprueba el proyecto y el pliego técnico del tramo El Tanque-Santiago del Teide, conocido como el cierre del anillo insular de Tenerife. La actuación tiene un presupuesto de 332.506 euros, pero precisa del nuevo convenio de carreteras con el Estado para poder ser adjudicada.

El vicepresidente explicó que la nueva carretera, de 11,3 kilómetros de longitud, “permitirá cerrar el anillo insular, una infraestructura de altas prestaciones que articulará y vertebrará el tráfico de largo recorrido de la Isla por el oeste, y a la vez, mejorará la circulación global del territorio insular, lo que representa un gran avance para la movilidad de Tenerife”.

En referencia a esta actuación, Pablo Rodríguez recordó que se trata de un proyecto fundamental para Tenerife, para el que el Gobierno de Canarias ha trabajado intensamente. “Ahora es preciso y urgente la firma del nuevo convenio de carreteras con el Estado para que esta obra pueda ser adjudicada y comience su ejecución cuanto antes”. En este sentido, recordó que “está en juego disminuir el nivel de congestión que sufre actualmente la Autopista del Norte (TF-5) y por lo tanto, devolver tiempo de vida a las personas que sufren cada día los atascos”.

 El tramo pertenece al denominado cierre oeste del anillo insular que une los corredores norte y sur de la Isla, conectando mediante sendos enlaces las poblaciones de El Tanque y Santiago del Teide. La nueva vía cerrará ambos corredores, dando continuidad a las obras recientemente ejecutadas entre Adeje y Santiago del Teide, en el Sur, y entre Icod de los Vinos y El Tanque, en el Norte. Con ello, se conseguirá conectar las carreteras TF-1 y TF-5 por el oeste.

Once kilómetros vitales para el Noroeste

La nueva infraestructura, de 11,3 kilómetros de longitud, permitirá dotar a la comarca del noroeste de Tenerife de una carretera de altas prestaciones que permita corregir la obsoleta estructura viaria existente. Ello redundará en una mejora considerable de la movilidad por carretera dentro de la Isla.

La vía arranca a una altitud de 600 metros, justo en la zona donde finaliza el subtramo anterior entre Buen Paso (Icod) y El Tanque, ejecutado hace ya algunos años. Desde ese punto el trazado salva esta población por el Sur hasta interceptar la carretera general TF-82 a la altura del Barrio Nuevo, cruzada con un túnel artificial, desde donde, mientras asciende, empieza a girar hacia el Sur para pasar entre el Lomo Morín y la zona de Nogueros, donde se sitúa la boquilla norte del túnel de Erjos, aproximadamente un kilómetro al oeste del núcleo tanquero de Ruigómez y a la cota de 775 metros.

La nueva vía estará compuesta por una calzada simple de 3,50 metros a cielo abierto y doble dentro del túnel, con arcenes de 2,50 metros. A lo largo del recorrido habrá dos enlaces, uno en El Tanque y otro en Santiago del Teide, así como un viaducto, cinco túneles artificiales, cuatro pasos inferiores, dos superiores, una pasarela peatonal, 28 obras de drenaje, 11 muros y un túnel en mina. La velocidad será de 80 kilómetros hora.

El túnel de Erjos, de más de cinco kilómetros de longitud, constituirá el elemento más singular del anillo insular de Tenerife. Esta obra subterránea, que discurrirá bajo el Macizo de Teno, será uno de los túneles de carretera más largos de España y el de mayor longitud en Canarias, superando en un kilómetro al de la carretera La Aldea-El Risco, en la isla de Gran Canaria.