Santo Domingo, en La Guancha, espera por su playa tras doce años de cierre

La Guancha

Los vecinos de La Guancha esperan desde hace más de una década que se abra la playa de Santo Domingo, la única que tiene el municipio y que lleva cerrada desde febrero de 2010 debido al riesgo de desprendimientos, aunque las restricciones para acceder a la zona de baño comenzaron en 2007.

Las actuaciones para poder abrirla se iniciaron en el año 2014. Fue ese año cuando la entonces consejera insular de Planificación, Pino de León, se trasladó al municipio y junto con la entonces alcaldesa, Elena Luis, anunciaron una inversión de 300.000 euros para proteger los taludes existentes sobre la playa y en el extremo inferior del camino de acceso.

El proyecto incluía el saneamiento de dichos taludes y la demolición o anclaje de los elementos rocosos que presentaban peligro de desprendimiento, tenía un plazo de ejecución de seis meses y se iba a realizar en dos fases, culminando en 2015.

Pero los tiempos no se cumplieron y en marzo de ese año se volvieron a anunciar las obras por la vía de emergencia con una financiación de 308.000 euros que correrían a cargo del Cabildo de Tenerife y que se desarrollarían también en dos fases.

La primera suponía una inversión de 199.496 euros y tenía previsto iniciarse entre marzo y abril de 2015 con una duración de cuatro meses. Los trabajos, que finalmente se llevaron a cabo, consistieron en el saneo, la retirada de material suelto, la instalación de una malla metálica de sujeción y de bulones para el amarre del terreno y la construcción de un muro de protección.

La segunda fase tenía un periodo de culminación de un mes y un presupuesto de proyecto de 106.692 euros, también financiados por el área insular de Planificación. El anuncio se hizo un mes y medio antes de las elecciones municipales de 2015 y todavía no se ha ejecutado.

En mayo de 2018 durante una reunión en el Palacio insular en la que participaron su presidente, Carlos Alonso, el consejero insular de Cooperación, Aurelio Abreu, y el alcalde, Antonio Hernández, se comunicó el comienzo de los trabajos. Los plazos dados pasaron de los 4 meses iniciales a 14 y el presupuesto también se elevó a 180.00 euros, de los que la Corporación insular aportaría cerca del 9%, y el Ayuntamiento el resto.

Sin embargo, casi un año después, La Guancha sigue esperando por la apertura de su principal enclave costero, muy frecuentado por los pescadores al ser uno de los escasos puntos de Tenerife donde se autoriza, con limitaciones, la pesca submarina, además de un lugar de singular atractivo para el buceo en la costa Norte de la isla.

“No hay proyecto, ni autorización de Costas por el momento”, asegura el alcalde, quien muestra su preocupación por la “poca efectividad del Cabildo para resolver este asunto y el cambio de juego”, dado que el proyecto en un primer momento lo llevó el área de Planificación, luego Cooperación, “y ahora parece que se ha vuelto a cambiar y lo hará Turismo”.

Según le trasladaron los técnicos municipales y de la empresa pública Gestur, se está pendiente de la contratación de un técnico para la redacción de la segunda fase “y parece que hay un preacuerdo con Costas para que dé el visto bueno”, detalla.

El mandatario guanchero sostiene que “desde un primer momento se ha engañado al pueblo y al barrio de Santo Domingo”, pero considera que “son otros los que tienen que explicarlo”. A su juicio, “lo único que ha hecho el Cabildo en estos cuatro años ha sido saltar la pelota de un lado para otro, sin haber siquiera comunicación oficial” pese a que, dice, ha reclamado la apertura de la playa al consejero de Cooperación, Aurelio Abreu, en varias ocasiones.

Fuente: Diario de Avisos (Gabriela Gulesserian)