Rosa Dávila (CC): “Tenerife no puede pagar la debilidad del PSOE”

Información insular

La diputada nacionalista señala que “la desidia y desatención a los problemas de Tenerife es el resumen a un año de Gobierno del pacto de las flores”

La diputada de CC-PNC en el Parlamento de Canarias, Rosa Dávila, critica la pérdida de peso político y la desaceleración económica de la isla de Tenerife en el primer año de Gobierno del pacto de las flores. Para la diputada, que fue cabeza de lista por Tenerife a la Cámara autonómica por la lista insular, la isla “no puede seguir pagando la debilidad del PSOE tinerfeño; debilitado por las luchas internas e incapaz de defender las necesidades de Tenerife ante su partido y ante el Gobierno regional”.

Si hay dos palabras que definen y resumen lo que ha supuesto este primer año de Pacto de las flores son “desidia y desatención” como evidencia la paralización de obras, el olvido de proyectos, los “ceros” energéticos y la pérdida de peso económico de la isla en el conjunto del Archipiélago. “Esto no va de una isla contra otra”, apuntó Dávila, “esto va de que Canarias, como siempre hemos defendido desde CC-PNC, no puede avanzar dejando a una isla atrás y hoy podeos decir que Tenerife ha perdido el paso”.

Así, la diputada aportó varios indicadores “para los que no vale la excusa de la pandemia” que explican esa desaceleración que ya se detecta en Tenerife entre los que destacó la tasa de paro en la isla que se sitúa en el primer trimestre de 2020 un punto por encima de la media de Canarias “cuando se partía de una situación más ventajosa”. En este sentido, explicó que la evolución que ha tenido la tasa de empleo en Tenerife comparada con la del resto de Canarias ha sido negativa. De hecho, comienza 2019 con una tasa del 49,51%, 2,1 p.p. por encima de la media del Archipiélago, para que en el primer trimestre de 2020 se ubique 0,73 p.p. por debajo. En este mismo sentido, señaló que el proceso de desaceleración económica experimentado en 2019 ha impactado con mayor profusión en Tenerife que en el resto de Canarias, perdiendo en 2020 la ventaja competitiva que mantuvo en 2019 porque iniciaba 2019 con una tasa de paro del 18,58% frente al 21,04% de Canarias y termina Tenerife el primer trimestre de 2020 con un 19,75% frente al 18,79% de Canarias.

Dávila destacó también cómo esa desaceleración afecta de forma directa al tejido empresarial de la Isla y apuntó que en Tenerife el ejercicio 2019 comenzó su andadura con 28.015 empresas inscritas. En el mes de septiembre el número descendió hasta las 27.505 empresas, experimentando una caída del -1,82%. En el mismo periodo de tiempo, Canarias también cayó el número, pasando de las 62.365 empresas hasta las 61.274 empresas, lo que en porcentaje representa un -1,74%. Es decir, “la intensidad del proceso de desaceleración sobre el número de empresas fue más acusado en Tenerife que en el resto de Canarias”. Así, detalló que en junio de 2020 el número de empresas en Tenerife representa el 44,69% de la totalidad inscritas en Canarias perdiendo peso respecto a inicios de 2019, donde la representatividad era del 44,92%.

Para Dávila, en todos los departamentos es posible comprobar el grado de parálisis en la gestión pública y puso, como ejemplo, el cao de los pabellones del IES GUAZA; obra licitada e iniciada por el Gobierno anterior que debería haber terminado en enero de 2020 y que, sin embargo, paralizó el actual Ejecutivo que tan solo hace tres semanas ha vuelto a reactivarla “lo que significa que muy probablemente no llegarán al inicio de curso operativas cuando ya debería estar estrenadas”. En este sentido, la diputada señaló que “elijo este ejemplo por su especial significado ya que fueron los propios alcaldes socialistas del sur los que durante años presionaron para que los alumnos abandonaran los barracones; ahora continuarán en ellos porque perdieron el interés en ellos”.

La diputada nacionalista apuntó también como ejemplo de parálisis el abandono de proyectos viarios (todos con proyectos terminados pendientes de adjudicar) como la rotonda de Las Chafiras, el tercer carril de la TF5 entre Guamasa y La Laguna con acceso a Los Rodeos, la adjudicación del tercer carril entre Oroteanda y Playa de Las Américas o la redacción del proyecto del carril Bus-VAO entre La Laguna y La Orotava. En este sentido, Dávila, recordó que en materia de energía renovables se ha paralizado el proyecto de central fotovoltaica de 200 megavatios o la paralización del concurso ya en marcha de 12 electrolineras de recarga rápida en todo Tenerife. “No tengo que explicarles”, añadió la nacionalista, “la importancia que las energías renovables tienen en una isla que ha sufrido dos ceros energéticos en 10 meses y a los que se ha respondido por parte de las administraciones solo con lamentos”. “Ni un papel, ni una gestión, ni una alternativa; el Gobierno de Canarias y las instituciones de la isla corren detrás de la realidad nunca se adelantan a ella”.

“No se ha oído nada, pero nada de nada, de las exigencias de Tenerife sobe las inversiones que se deben ejecutar en el aeropuerto del Sur”; otra infraestructura parada que va camino de “quedar abandonada”. “Como también”, añadió, “nos preocupa la perdida de competitividad del puerto de Santa Cruz de Tenerife si no se instala aquí el suministro de gas para busques”.

“El silencio del PSOE de Tenerife”, señaló la diputada nacionalista, “ha sido especialmente relevante en, por ejemplo, materia sanitaria” cuando “el nuevo consejero del ramo se permitió faltar al respeto a los profesionales del HUC sin que nadie, desde ese partido en Tenerife, levantara la voz”; una muestra “de desidia absoluta en defensa de los profesionales a los que se ha abandonado”.