Prioridad absoluta del grupo de gobierno de Icod con la rehabilitación de la playa de San Marcos

Icod de los Vinos

Varios proyectos, tres millones de euros comprometidos en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y 2018 y una solución que nunca llega pese a que la rehabilitación de la playa de San Marcos ha sido un asunto preferente en la agenda de los distintos partidos que han gobernado en el Ayuntamiento de Icod de los Vinos.

Foto: Sergio Méndez

El gobierno cuatripartito de Somos Icodenses, Partido Socialista, Partido Popular y Ciudadanos, que el 17 de agosto cumplirá un año de mandato, lo ha tenido como prioridad desde el primer día. Los cuatro grupos tienen claro qué es lo que hay que hacer para evitar que la playa desaparezca por la falta de arena y el Norte de Tenerife se quede sin un enclave único. Y para ello es indispensable la implicación de otras administraciones.

Actualmente hay dos actuaciones previstas. Una de ellas es con la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias por importe de dos millones de euros que consiste en una rehabilitación integral para convertir el lugar en una zona privilegiada de baño atendiendo a la demanda ciudadana. Desde esta administración se aseguró que a finales del mes de septiembre se presentará el proyecto a los vecinos y al Ayuntamiento. Sin embargo, para el Gobierno local es una incógnita. “No tenemos conocimiento del proyecto”, asegura el alcalde, José Ramón León, pese a que debe ser aceptado por el Consistorio y aprobado obligatoriamente por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar.

El periódico Diario de Avisos realizó una visita a la playa junto al mandatario icodense y los concejales de Relaciones Institucionales, Urbanismo, y la empresa pública Icodemsa, Isabel García (PP), Ramón Luis Socas (PSOE) y José Domingo Alonso (Cs), para comprobar el estado en el que se encuentra tras la desaparición de arena que ha venido sufriendo desde hace algunas décadas y que se ha acrecentado en los últimos años.

La segunda actuación depende de Costas, tiene carácter inmediato y para ella se ha destinado un millón de euros en las Cuentas Estatales de este año que serán gestionados directamente por el Ayuntamiento. Consiste en la reposición de la arena. En este sentido, el grupo de gobierno aclara que se intentará que sea submarina pero en caso de no conseguirlo, se optará por hacerlo con arena de machaqueo de sustrato como base y por encima, arena natural para poder recuperar la playa a corto plazo, es decir en uno o dos años.

La plataforma ciudadana SOS Playa de San Marcos se opuso a esta alternativa y también lo hicieron varios integrantes del grupo de gobierno. En su caso, pensando que la arena natural “estaría ahí”, recuerdan los cuatro. Pero con las distintas catas realizadas se comprobó que no había suficiente en la bahía; que es necesario contar con una draga, es decir una embarcación para excavar material debajo del nivel del agua y elevar lo extraído hasta la superficie; y realizar estudios de impacto ambiental, un requisito sine qua non para llevar a cabo determinadas actuaciones que requerirían incluso más tiempo.

“Una cosa es lo que queremos, que es que se reponga con arena natural, y otra la responsabilidad que tenemos de mejorar la playa y evitar que desaparezca. Y no nos vamos a arriesgar a que esto suceda, porque San Marcos es una prioridad absoluta para este gobierno y un compromiso ineludible con los vecinos” recalcan. En esa línea, aseguran que muchos de ellos los invitan a ver otros enclaves similares que se han llenado con arena de machaqueo y con muy buenos resultados, y les preguntan por qué no barajan esta posibilidad que permitirá disfrutar de una zona seca, un agua de calidad y de un lugar único en el Norte.

Además, aclaran, no sería responsable invertir esa cantidad de dinero en extraer arena fuera de la bahía y ponerla en la playa “sabiendo que el mar se la va a volver a llevar”. Por eso, cuando definamos entre todos un proyecto integral de la playa, y consigamos analizar por qué la arena desaparece y podamos contenerla, será posible plantear buscar arena del fondo marino y reponerla”. Pero de momento, sería “una irresponsabilidad”, teniendo en cuenta que la semana pasada la empresa Icodemsa limpió la playa casi en su totalidad y la dinámica marina arrasó la arena casi de inmediato, ofreciendo la imagen actual, con piedras de distinto tamaño esparcidas por el lugar.

Las ideas están claras, hay consenso y tres millones de euros esperando, pero los proyectos están por definir y por lo tanto, la solución pasa por la implicación de otras administraciones, en concreto, la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias y Costas. A ambas, el grupo de gobierno les pide que se coordinen y se impliquen “de una vez por todas” para que la mejora de San Marcos sea por fin una realidad y eviten que la Isla se quede sin una cala que es única.

La rehabilitación del paseo marítimo se iniciará en octubre

La rehabilitación urbana del paseo marítimo de la playa de San Marcos se iniciará a finales de octubre tras subsanarse los errores detectados en la delimitación del dominio público terrestre. De esta forma, el equipo redactor ha ejecutado las modificaciones del documento que han sido remitidas a Costas y al Gobierno de Canarias para su operatividad. Las obras, cuyo presupuesto asciende a 376.000 euros, incluyen el adecentamiento de los baños para mejorar su accesibilidad, la conexión de saneamiento de los locales a nivel de playa, la rehabilitación de la escalera de acceso desde el paseo hasta la playa, la adaptación de las barandillas y la jardinería a la normativa actual, el acondicionamiento de las duchas y lavapiés, la reforma de la fachada de los vestuarios, la creación de una zona de plataformas y escaleras con espacios de sombras mediante pérgolas y disposición de mobiliario urbano. De acuerdo a las previsiones municipales, la idea es que terminen el verano del próximo año para que los usuarios puedan disfrutar de la playa.

Fuente: Diario de Avisos (Gabriela Gulesserian)