Los nacionalistas presentarán una moción al Pleno del Cabildo para enmendar los presupuestos del Gobierno de Canarias “porque frenan la creación de empleo en Tenerife”

Información insular

El grupo nacionalista Coalición Canaria-PNC del Cabildo de Tenerife presentará en el próximo Pleno de la Corporación insular, este viernes, una moción para realizar una enmienda parcial a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias 2020 debido al impacto negativo que tendrán en la Isla. Las cuentas regionales prevén una subida de los impuestos, el descenso de las inversiones, el aumento del paro y la retirada de dinero a los ayuntamientos y el Cabildo, algo que redundará negativamente en la ciudadanía tinerfeña.

El portavoz de CC-PNC en el Cabildo, Carlos Alonso, y la diputada nacionalista Rosa Dávila explicaron este martes en rueda de prensa los detalles de las cuentas previstas por el Gobierno de Canarias que afectan a Tenerife. Carlos Alonso criticó la reducción del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) a la mitad, “algo que va a afectar directamente al empleo. El Cabildo de Tenerife ha cumplido al 100 % con la ejecución del FDCAN y no hay ninguna razón para dejarlo a la mitad. Ha generado en torno a 15.000 empleos desde que se puso en marcha y su reducción va a tener un efecto directo sobre el empleo. Y el presidente del Cabildo, Pedro Martín, en vez de quejarse y oponerse a esa reducción, está de acuerdo en que se haga”.

Además, Alonso señaló “la falta de exigencia y de sumisión del Gobierno de Canarias con el Estado. Nos deben 500 millones de euros del convenio de carreteras, tal y como establece la sentencia, y no son capaces de decir nada. En vez de reclamarlos, lo que hacen es subir los impuestos a todos los canarios, con el impacto negativo que eso tendrá sobre el consumo y, a su vez, sobre el empleo”.

De igual forma, el portavoz de CC-PNC en el Cabildo indicó que “tampoco se prevé inversión en el Hospital del Sur en las cuentas de 2020, una de las prioridades que habíamos marcado desde los anteriores equipos de gobierno tanto del Gobierno de Canarias como del Cabildo. Es algo que hay que denunciar porque las obras están paralizadas desde hace meses y sin financiación no se van a poder culminar”.

Por su parte, Rosa Dávila indicó que los presupuestos son malos para Canarias “porque se frena la inversión y la creación de empleo. Van a destinar unos 540 millones de euros para pagar la deuda a los bancos y prevén un superávit de 311 millones de euros. Es decir, van a dejar de dedicar en torno a 850 millones de euros para la atención a las personas y la creación de empleo. La deuda con los bancos estaba controlada y se estaba pagando en torno a los 211 millones de euros, con lo cual no es necesario aumentar esa partida”.

Para la diputada nacionalista en el Parlamento de Canarias, “las cuentas son malas para Tenerife porque se reducen partidas como la de carreteras, que pasan de 57 millones de euros a 33 millones. Es más, para expropiaciones –algo fundamental para poder realizar los proyectos- había este año una partida de 22 millones y para 2020 es cero”.

Explican que la moción que presentarán en el Pleno del Cabildo viene justificada por las siguientes razones:

1.- Incumplimiento de los compromisos relativos a la financiación para las anualidades de 2019 y 2020 del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), contemplando una reducción significativa del importe del fondo, habiéndose justificado por parte de esta isla la totalidad de las asignaciones de las anualidades anteriores y siendo este un potente instrumento para canalizar la inversión conjunta del Gobierno, los  Ayuntamientos y el Cabildo en un contexto de fuerte incremento del paro y de reducción de la actividad económica global.

El FDCAN ha funcionado muy bien en Tenerife y ha tenido un impacto económico relevante tanto en términos de empleo -junto con el resto de la acción inversora del Cabildo ha contribuido a crear desde que está en marcha cerca de 15.000 puestos de trabajo- como de inversión. Por lo tanto, no es admisible su reducción unilateral por parte del Gobierno de Canarias, teniendo en cuenta que los 31 municipios de Tenerife tienen proyectos concretos en el FDCAN.

2.- Reducción de la financiación aportada al sistema de movilidad de la isla. Siendo uno de los principales problemas de Tenerife que se ve afectado por la congestión viaria, no se entiende la reducción operada por el proyecto de presupuestos en relación con la financiación del sistema de transporte público. Dicha reducción supone comprometer financieramente la oferta de servicios públicos existentes y la financiación de la política tarifaria puesta en marcha en 2018 a través del Bono Residente Canario y el resto de políticas de bonificaciones que han reducido significativamente para el usuario el coste del transporte público.

3.- Incumplimiento del convenio existente en materia sanitaria para la puesta en marcha del Hospital del Sur, modificando unilateralmente los importes consignados en favor del Cabildo de Tenerife para el saldo de la deuda por la cesión del suelo y la edificación del complejo sanitario del Sur.

4.- Reducción significativa de los importes consignados para obras viarias de interés general en la isla de Tenerife, como consecuencia de la renuncia por parte del Gobierno de Canarias del cumplimiento de las sucesivas sentencias del Tribunal Supremo relativo al extinto Convenio de Carreteras.

5.- Se incorporan una serie de partidas en las operaciones de inversiones en el presupuesto destinadas a distintos ayuntamientos que no encuentran justificación en su singularización cuando además existen a nivel insular programas similares que obedecen a un tratamiento equilibrado entre municipios en el Marco Estratégico de Desarrollo Insular de Tenerife (MEDI).

6.- Se prevé la financiación para el ejercicio de la opción de compra de un edificio administrativo en la isla de Tenerife, en la Avenida 3 de Mayo, cuando en el marco presupuestario previsto hay otras prioridades.