Los alcaldes del norte piden prioridad para el anillo insular de carreteras

Información insular

La culminación del Anillo Insular para mejorar la movilidad con el sur de la Isla y del muelle deportivo y pesquero del Puerto de la Cruz, se encuentran entre las prioridades de los alcaldes y alcaldesas del Norte de Tenerife. Al menos de Francisco Linares (La Orotava); Lope Afonso (Puerto de la Cruz); Fidela Velázquez (San Juan de la Rambla); Haroldo Martín (La Victoria de Acentejo); Eva García (Buenavista del Norte); e Inmaculada León, primera teniente de alcalde de Los Silos, quienes este viernes compartieron un almuerzo en el Puerto de la Cruz con integrantes de la plataforma empresarial Tenerife Network.

En el caso del Anillo todos coincidieron en que se trataba de una obra fundamental, mientras que Lope Afonso subrayó que en este mandato se había avanzado “muchísimo” con el muelle, una infraestructura con la que se pretende recalificar al puerto como actividad económica para toda la comarca, que tiene “por primera vez en la historia financiación pública”. No obstante, debido a su importancia conlleva una serie de dificultades que confió en poder sortear en los próximos meses.

Si bien estos dos proyectos centraron la atención de los presentes, a ellos se sumaron otras reivindicaciones importantes, como la igualdad de oportunidades para que los municipios del Norte, principalmente los de la comarca de Ycoden Daute, no sigan perdiendo población debido a la falta de oportunidades, al no tener buenas comunicaciones y tampoco un “hospital en condiciones”.

Los representantes municipales coincidieron en apostar por un desarrollo sostenible y un turismo diferenciado, que vaya más allá de sol y playa, ya que en estos momentos el Norte no puede competir con el Sur en esta materia. Para ello, es fundamental poner en valor los recursos naturales y la gastronomía de la zona, que es rica y variada, y al mismo tiempo, solucionar una serie de problemas como la movilidad y las comunicaciones, ya que no se puede permitir que haya municipios que queden aislados por un desprendimiento, sentenció Inmaculada León, en referencia al alud que se produjo el 31 de enero en la TF-42, la carretera que une Icod de los Vinos con la Isla Baja.

Durante más de dos horas, alcaldes (no pudieron asistir todos los convocados) y empresarios de distintos sectores intercambiaron de forma distendida impresiones sobre el pulso social y político en el Norte de la Isla. También hubo lugar para la actualidad nacional y no se pudo evitar preguntar si alguno de los presentes pactaría con Vox en el caso de que este partido se presentase a las elecciones de mayo.

¿Ayudará el Anillo Insular a conseguir un equilibrio entre el Norte y el Sur de la Isla? ¿Qué pasará con el alquiler vacacional en el Puerto de la Cruz? ¿Hay alguna propuesta para que este municipio recupere el ocio nocturno? ¿Existen puntos de carga para coches eléctricos en Ycoden Daute?, fueron parte de la batería de preguntas que lanzaron los empresarios.

Respecto a la movilidad y al colapso de la TF-5, Francisco Linares subrayó que “quien piense que la solución es a corto plazo se equivoca”, porque más allá de culminar el Anillo Insular, hay que seguir fomentando el transporte público, hacer un esfuerzo para educar a las futuras generaciones en este sentido y en compartir coche, y flexibilizar los horarios, “ya que no puede ser que la franja entre las 06.30 y las 09.00 horas “cope todo”. Asimismo, planteó la necesidad de crear después de las elecciones de mayo “una mesa de movilidad global lo más despolitizada posible” para abordar todos estos asuntos.

El presidente de Tenerife Network, Juan Barrientos, valoró positivamente el encuentro porque “los alcaldes, más allá de sus siglas políticas se han arropado unos a otros y quieren hacer iniciativas de forma conjunta, no quieren protagonismo, o más bien se lo quieren dar al Puerto de la Cruz como máquina de creación de empleo y de proyectos ambiciosos”, concluyó.

Liberalizar los recursos públicos

“Es absurdo que los ayuntamientos de Canarias tengan 700 millones de euros paralizados de los impuestos de los vecinos, más otros 600 que tiene el Gobierno de Canarias. Por eso, más allá del partido que esté en el Gobierno central, pedimos que devuelvan las competencias y la libertad a los ayuntamientos para gestionar sus recursos públicos, porque eso también supone oportunidades para los empresarios para poder hacer cosas”, declaró ayer el alcalde de La Orotava, Francisco Linares, quien arrancó un aplauso entre los presentes. Como era de esperar, la plataforma empresarial apoyó esta reivindicación del mandatario.

Fuente: Diario de Avisos