La izquierda toca la mayoría absoluta en Canarias

Información regional

La izquierda roza la mayoría absoluta con la yema de los dedos. PSOE, Podemos y Nueva Canarias (NC) tienen más cerca que nunca acabar con la hegemonía de 25 años de Coalición Canaria (CC) al frente del Gobierno regional. Están en condiciones de dar ese vuelco histórico a pesar de que CC resiste y conserva los apoyos que consiguió en 2015. Los nacionalistas se mantienen por encima del 18% de votos, pero la incapacidad del PP para remontar el vuelo tras el batacazo de las Generales reduce las posibilidades de una alianza de centroderecha incluso sumando a Ciudadanos (Cs), que tendrá presencia en el Parlamento tras quedarse a las puertas en 2015. No obstante, el partido naranja no es capaz de arrebatar el liderato del voto conservador al PP pese al derrumbe de estos. La subida de los socialistas y la capacidad de resistencia de Podemos, que cae levemente, disparan las posibilidades de un tripartito de izquierdas con una NC también ligeramente a la baja. Una posibilidad más factible que la de un bloque de centroderecha pero que podría necesitar la incorporación de la Agrupación Socialista Gomera (ASG). El fichaje de ASG sí que sería condición sine qua non para una mayoría de CC, PP y Cs, de modo que los de Casimiro Curbelo pueden ser la llave de la mayoría (y del Gobierno) en ambos casos. Por su parte, es difícil que Vox supere la barrera regional del 4% y no tiene garantizado ningún escaño en islas, con lo que su llegada a la Cámara no está nada clara.

Ese es, grosso modo, el escenario que dibuja la encuesta elaborada por Hamalgama Métrica para el periódico El Día. Según este sondeo, los socialistas aprovechan la ola nacional y se anotan un incremento de cinco puntos en el porcentaje de voto en comparación con los comicios de 2015. El PSOE logra hasta un 25,3% de los sufragios, con lo que se haría con la victoria en las elecciones del próximo domingo. El partido que encabeza Ángel Víctor Torres obtiene tres de los nueve diputados de la nueva circunscripción regional, y aunque extrapolar a escaños los votos en las islas resulta menos certero, consigue entre 16 y 22 parlamentarios más en las circunscripciones insulares. Así pues, los socialistas mejoran los 15 diputados de 2015 incluso en el peor escenario. En el mejor superan holgadamente los 20. Unos resultados que acercan al PSOE a la posibilidad de formar mayoría en la Cámara (ahora hacen falta 36 diputados) si consigue los apoyos de Podemos y NC.

Los de Pablo Iglesias pierden fuelle y pasan de un 14,8 a un 13,5% del porcentaje de voto, una caída que, sin embargo, queda lejos de la experimentada en las Generales a nivel nacional. Podemos rasca un diputado de la lista regional y logra entre seis y siete en las circunscripciones insulares, con lo que se mueve entre seis y ocho, uno más o uno menos de sus actuales siete. Por su parte, NC se deja solo medio punto de porcentaje de voto, tras pasar del 10,4% de 2015 a un 9,9%. Con esto les basta para quedarse con uno de los parlamentarios de la circunscripción autonómica, pero el retroceso en Gran Canaria puede dejarlos con solo tres diputados más. Perderían así un escaño.

Con todo, PSOE, Podemos y NC aglutinan en conjunto hasta un 48,7% del voto. Una suma que abre las puertas de un tripartito de izquierdas que ya se ha ensayado tanto en el Cabildo de Gran Canaria como en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Es más, en el mejor de los horizontes para este bloque de izquierdas, las tres fuerzas políticas incluso pueden llegar a los 36 diputados sin necesidad de convencer a la disputada ASG, que tiene garantizados dos de los cuatro escaños de La Gomera (el PSOE tiene uno asegurado) y que se disputa con los socialistas el cuarto asiento en liza. La incorporación de ASG al tripartito despejaría el camino de estos partidos para descabalgar a CC del Gobierno casi tres décadas después. NC y Podemos debutarían así en tareas de gobierno, con lo que el partido morado podría ensayar sus políticas (para muchos extremas, como, por ejemplo, la renta universal) en la región.

Coalición Canaria se queda igual (18,6% de los sufragios en 2015 y 18,3% ahora), aunque con una caída en Tenerife que compensa con subidas en Gran Canaria y La Palma. CC obtiene dos diputados de la lista regional, y sus opciones en las islas están abiertas entre 12 y 17 escaños. Pero el horizonte de los nacionalistas de cara a una mayoría parlamentaria que garantice formar gobierno se complica por el lado del centroderecha. El PP ahonda su crisis y pierde cinco puntos en porcentaje de voto (se queda con un 13,9%), y se moverá en mínimos históricos de entre ocho y nueve diputados. Los populares caen en todas las islas, yendo sus votos a los sacos de Cs (mayoritariamente) y de Vox. Cs pasa del 6,1 al 10,6% de los sufragios, lo que no le alcanza para dar el sorpasso al PP y alcanzar los ocho o nueve diputados de los de Asier Antona. Así pues, una alianza CC-PP-Cs se queda en porcentaje de votos más de siete puntos por debajo de la mayoría absoluta (42,8%), con lo que ASG sería en este caso vital.

En Tenerife llama la atención el descenso de CC del 28,2 al 24,3% de los sufragios, mientras que se amortiguan la subida del PSOE y la caída del PP (es de unos tres puntos en ambos casos). Podemos apenas pierde un punto de porcentaje de voto y Ciudadanos gana cuatro, mientras que queda en el aire un posible diputado de NC. La alianza electoral de CC y Juntos por Gran Canaria garantiza a los nacionalistas el escaño conseguido en 2015 en esa isla y le da posibilidades de arañar un segundo. El PP se deja seis puntos y medio de porcentaje de voto. Pierden también, pero mucho menos, tanto NC como Podemos, mientras que suben el PSOE (mucho) y Cs. En Lanzarote y Fuerteventura pierden votos CC y PP y los ganan los socialistas, pero el tablero está abierto hasta el punto de que todos los partidos (Vox incluido) tienen opciones de llevarse un escaño. En La Palma hay empate en cabeza entre CC y PSOE con poco más del 28% de los votos. Y en El Hierro, CC-AHI sigue muy destacada con el 41% de los sufragios. El PSOE, pese a subir, se queda en el 25%.

Fuente: Periódico El Día