La Guancha ya cuenta con un plan urbano de movilidad sostenible

La Guancha

El Ayuntamiento de La Guancha acaba de concluir la redacción del ‘Plan Urbano de Movilidad Sostenible’ (PMUS). Un total de 15.000 euros se han invertido en la redacción del citado documento en el que se recogen acciones que redundan en hacer de La Guancha un pueblo en el que se recojan formas de desplazamientos más sostenibles o iniciativas que reduzcan el impacto medioambiental. El PMUS constituye una herramienta de desarrollo urbano que tiene como punto de partida el diagnóstico del modelo actual de movilidad y la evaluación de las necesidades futuras para el municipio.

La consejería de Obras Públicas, Transportes y Viviendas del Gobierno de Canarias, ha concedido una subvención de 9.000 euros al Consistorio local para la redacción del documento, que además contó con una partida de 6.000 euros de financiación municipal. La empresa Mosaeco ha sido la encargada de la redacción del plan.

El pasado 30 de diciembre y en una clara apuesta por incluir en el proceso un programa de Participación Ciudadana, el Centro de Formación municipal acogió una primera jornada a la que acudieron diferentes colectivos del municipio. La participación de los vecinos dota al proceso de transparencia y amplitud de miras en cuanto al contenido y a su definición. Es por ello que la concejalía de Obras sigue realizando un sondeo entre el empresariado local para continuar aportando propuestas que definan las diferentes actuaciones futuras en pro de una mejor calidad de vida en el pueblo.

El PMUS de La Guancha pone de manifiesto que los hábitos actuales de movilidad en la localidad se caracterizan por una dependencia creciente respecto del vehículo privado, con unos impactos medioambientales que ponen de relieve la necesidad de lograr un sistema de transportes urbano bien concebido y que sea menos dependiente de los combustibles fósiles.

En el capítulo de movilidad sostenible, el documento refleja que en La Guancha no existen itinerarios peatonales que permitan desplazarse en condiciones de accesibilidad, seguridad y comodidad entre los principales barrios y puntos de atracción local. Asimismo, se detecta la inexistencia de infraestructura ciclista en el municipio y de una infraestructura asociada (aparcamiento para bicis, sistema de bicicleta pública, etcétera). El desarrollo urbano de los diferentes núcleos en la localidad no ha dejado en muchos casos anchos de vía suficientes como para albergar vías ciclistas. Tampoco se ha desarrollado hasta el momento una ordenanza municipal que regule la movilidad ciclista. Además, el documento incluye la escasez de servicios públicos de transporte donde los barrios tienen escasa cobertura de transporte público o frecuencia de servicios bajas.

En el apartado de accesibilidad se hace referencia a que hay barrios enteros con problemas de accesibilidad, especialmente relacionado con el acerado, y que en general existe una inadaptación del municipio a la normativa en esta  materia.

A pesar de las diferentes amenazas detectadas en el diagnóstico, se recogen fortalezas del municipio para la mejora y una percepción social positiva de las actuaciones que se pongan en marcha en materia de accesibilidad universal.

El documento recoge una serie de propuestas en las que se proyectan la generación de espacios de seguridad en vías compartidas por peatones, ciclistas, transporte público y privado, regulando la velocidad. Plantea además espacios peatonales que unan el casco urbano con zonas como El Pinalete, así como los barrios de Santa Catalina y Santo Domingo. Al mismo tiempo se priorizan acciones para garantizar unas mejoras en la movilidad escolar.  

En cuanto a las actuaciones para mejorar los aparcamientos, otro de los principales problemas detectados, las estrategias que se plantean persiguen fomentar el uso de aparcamientos disuasorios citando la problemática derivada del estacionamiento en los arcenes de la TF-5 para acceder al Mercado del Agricultor, además de planificar una red de aparcamientos subterráneos que no invadan espacio superficial y establecer zonas de aparcamiento para vehículos en el extrarradio del centro. Otros planteamientos en este sentido reflejan incentivar el uso del medio de transporte colectivo, reforzándolo con un sistema de taxi compartido especialmente en los trayectos entre los barrios de Santa Catalina y Santo Domingo con el casco urbano. La incorporación de este sistema implica que La Guancha disponga de una nueva modalidad de transporte dentro del propio municipio.

Juan Felipe Rodríguez, edil de Urbanismo, señala que “creemos que este este documento es de suma importancia para La Guancha. Nos viene a decir cómo nos hemos movido hasta la actualidad en el municipio, cuáles son nuestras principales necesidades y por dónde debemos caminar en el futuro para ser un pueblo más sostenible. Los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) están siendo definidos como una  de las herramientas más importantes de gestión, con el objetivo de luchar contra el cambio climático”.

Se trata de avanzar, subraya Rodríguez, “en la  búsqueda de soluciones y alternativas que consuman menos recursos naturales no renovables y que produzcan menos daños medioambientales. En este contexto, uno de los objetivos del PMUS es el de proporcionar a la población alternativas al vehículo privado que sean sostenibles, eficaces y confortables.