La gerente del HUC afirma que “el hospital del Norte puede atender el 90% de las urgencias pediátricas”

Icod de los Vinos/Información insular

La gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC), Soledad Pastor, aseguró este jueves en Radio El Día que “la atención que se presta en el hospital del Norte”, en Icod de los Vinos, “es excelente” y que está a cargo de “unos profesionales que, aunque no sean pediatras, tanto los de atención primaria como de especializada, están perfectamente preparados para asumir las urgencias pediátricas que en ese servicio de urgencias se pueden asumir”.  Publica hoy viernes el rotativo El Día que según Pastor, “ellos saben perfectamente cuando el caso de un niño que llega enfermo, con unas características determinadas, tiene que trasladarse rápidamente al HUC cuando se trata de un tema urgente, vital o una patología importante. El hospital del Norte puede atender perfectamente el 90% de la atención pediátrica que se generan fuera de las horas de consulta de atención primaria”.

“El HUC, y el Materno Infantil de Gran Canaria, son los únicos hospitales de toda Canarias que tienen pediatras de guardia. Estos especialistas de guardia sólo están en el HUC; el resto de hospitales no los tiene en Canarias”, afirmó Pastor.

“El Hospital de Nuestra Señora de La Candelaria (HUNSC) no tiene pediatras de guardia en su servicio de urgencias. Los tiene en las zonas conflictivas, como nosotros, en la UVI neonatológica y pediátrica, en planta, en Neonatología… pero no en urgencias. ¿Por qué? Porque los médicos de familia y los generales que están en urgencias están capacitados para atender perfectamente una enfermedad pediátrica aguda no urgente vital como las que se pueden atender en el hospital del Norte”.

Según la gerente del HUC, “existe un gran déficit de pediatras en atención primaria. ¿Por qué? Porque a lo largo de los años, el ministerio no ha sido capaz de generar un mayor número de especialistas en este área”.

“Nosotros, el año pasado intentamos ver si podíamos asumir algunas guardias de sábados y domingos, de 12 horas, en el hospital del Norte. Tuvimos la mala suerte de que después de funcionar dos fines de semana, se produjeron cinco bajas por diferentes motivos, como embarazos y demás, y la llegada del periodo vacacional nos obligó a cerrarlo”, reconoció.

Pastor sostiene que en los 4 días que funcionaron las urgencias pediátricas en el llamado hospital del Norte “sólo se atendió a seis niños y gran parte de lo que se vio fueron urgencias muy fácilmente asumibles por el personal médico que atiende las urgencias de forma habitual”.

Respecto a la imposibilidad de encontrar especialistas para que trabajen en el hospital del Norte, Pastor señaló que “pediatras hay, pero no suficientes”.

“Entendemos que la población quiera que la atención sanitaria esté lo más cerca posible. Eso es lógico. Y en eso se está trabajando. Nosotros estamos intentando que los médicos internos residentes (MIR) que terminan su formación el 20 de mayo se queden con nosotros, pero están súper solicitados. Aquí se trabaja mucho y esos profesionales tienen la suerte de poder escoger. Esa es la situación”, explica Pastor.

Soledad Pastor

Desde el HUC insisten en que seguirán intentando que haya pediatras de guardia en el hospital del Norte “algunos días de la semana, pero no todos los días”. Según Pastor, “todos los días requeriría contar con un mínimo de seis pediatras y en este hospital terminan su MIR sólo dos o tres, y aquí hay déficit de pediatras porque también se jubilan. El ministerio no se anticipó a estas jubilaciones y este problema afecta a todo el estado”.

“A la gente del Norte hay que decirle que ante una urgencia no vital, como una amigdalitis, una fiebre, una gastroenteritis, un pequeño dolor abdominal… ese tipo de cuestiones son claramente asumibles en las urgencias del hospital del Norte. Los profesionales que están allí son los mismos que están en el HUC, que van rotando y haciendo guardias”.

Respecto a la concentración que habrá el lunes, Pastor señaló que “la asistencia sanitaria existe” e insistió en que “las urgencias del hospital del Norte están capacitadas para atender el 90% de las urgencias pediátricas. La población puede estar tranquila”.

“A pesar de que no es lo habitual en Canarias ni en el resto de España, vamos a seguir intentando que haya algún pediatra de guardia los fines de semana, pero tenemos que encontrarlos”, concluyó Pastor.

Telemedicina

Respecto a las medidas pactadas con el Cabildo para evitar, a corto plazo, desplazamientos desde el Norte hacia el HUC, Soledad Pastor destacó la importancia de la inversión insular en telemedicina: “Nos aportan un sistema de archivo de imágenes, no sólo de radiología que ya se tenía desde 2000, sino de electrocardiogramas, electroencefalogramas, fotos de lesiones de piel, espirometrías, fondos de ojo… Cuestiones que permitirán que prácticamente todas las especialidades puedan atender a distancia, desde los centros de atención primaria. Realizar práctica asistencial sin que el paciente se desplace al hospital de tercer nivel”. Ya existe un proyecto piloto con dermatología: durante nueve meses se fotografiaron las lesiones en la piel de 869 pacientes; esa imagen se envió al HUC, donde la vio un dermatólogo, que la valoró. De los 869, sólo tuvieron que acudir a consulta el 15%, lo que disminuyó los tiempos de espera porque se actuó como si fuera un triaje, sin pasar del médico de familia. Eso se podría ampliar en el futuro a múltiples especialidades.

Extracciones

A partir de junio, las extracciones de sangre de los pacientes que residen entre Santa Úrsula y Buenavista del Norte no se realizarán en el HUC, sino en los Centros de Atención Especializada (CAE) de La Orotava, el Puerto de la Cruz e Icod de los Vinos. Pastor subraya que se evitará que 100 pacientes tengan que desplazarse a diario al HUC para sacarse sangre. En el HUC se hacen a diario 400 extracciones, que se quieren disminuir a entre 150 y 200 diarias mediante la externalización. Las muestras de sangre seguirán trasladándose al HUC “mediante un sistema de transporte especializado”.