Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife y sector turístico local coordinan nuevas acciones para evitar impactos negativos por el coronavirus

Información insular/Información regional

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, mantuvo en la tarde ayer miércoles una reunión con los responsables de las patronales turísticas del Archipiélago con el objeto de repasar junto a esas organizaciones y otras administraciones públicas toda la información existente acerca de la alerta sanitaria que se ha producido en Tenerife tras la confirmación de un primer positivo por coronavirus el lunes pasado.

A esa cita de trabajo, convocada por Presidencia del Gobierno, asistieron el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera; el viceconsejero de Turismo, Sergio Moreno, y la gerente de Promotur, María Méndez. Además, acudieron a la reunión, también concebida para la coordinación de esfuerzos entre esos distintos agentes, el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez. Por el lado empresarial estuvieron, entre otros, los presidentes de las patronales turísticas de la provincia tinerfeña (Ashotel), Jorge Marichal; de la FEHT grancanaria, José María Mañaricúa, y de las organizaciones sectoriales de Fuerteventura (Asofuer), Antonio Vicente Hormiga, y de Lanzarote (Asolan), Susana Pérez.

En su intervención inicial, el presidente del Gobierno de Canarias explicó la situación actual tras la alerta sanitaria por coronavirus activada el lunes pasado en Tenerife y expuso cómo se detectó ese contagio y cómo se ha evolucionado desde la confirmación del primer positivo en el sur de Tenerife hasta ayer, con cuatro casos ya confirmados por los primeros análisis, los realizados en el hospital público de la Candelaria y pendientes de confirmación por parte del laboratorio de referencia en Madrid.

Torres agradeció a todas las instituciones participantes, públicas y privadas, los esfuerzos desplegados para gestionar de la forma más eficaz esa alerta sanitaria y valoró los mensajes de tranquilidad y de calma trasladados de forma continua y certera por los portavoces del sector empresarial turístico en Canarias.

Todos los participantes en la cita coincidieron en la necesidad de que la coordinación de las acciones decididas sea la mejor posible; definieron algunos ejes en los que actuar de forma inmediata para prevenir y así evitar daños posibles a la imagen turística de Canarias, y se empeñaron en aumentar todos los recursos humanos y materiales que sean necesarios para llevar al nivel más alto la gestión de la incidencia sanitaria.