El Gobierno canario amplía los sectores y puestos de trabajo que afectan a la prestación de servicios esenciales

Información regional

El Gobierno de Canarias acordó este lunes declarar como sectores prioritarios el Servicio de Coordinación del Sistema Integral de Violencia de Género, en el ámbito del Instituto Canario de Igualdad, y los Servicios de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Dirección General de Trabajo, así como mantener la cobertura prioritaria de los puestos de trabajo declarados en el año 2017 que no hubieren sido provistos antes del 31 de diciembre.

En un comunicado de prensa, señalan desde el ejecutivo que preside Fernando Clavijo que se trata de sectores y puestos de trabajo que afectan a la prestación de los servicios públicos esenciales o al propio funcionamiento de la Administración autonómica en línea con lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2018 a efectos de contratación de personal laboral temporal y nombramiento de personal funcionario interino.

Al respecto, se considera la necesidad de garantizar la correcta prestación de las funciones de prevención y protección de las mujeres víctimas de violencia de género que son competencia de esta Administración Pública, conforme a lo previsto en el artículo 44 de la Ley 16/2003, de 8 de abril, de prevención y protección integral de las mujeres contra la violencia de género, por constituir en su conjunto un servicio público de carácter esencial.

Se estima preciso igualmente garantizar la correcta prestación de los Servicios de Mediación, Arbitraje y Conciliación adscritos a la Dirección General de Trabajo de la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, habida cuenta de las funciones que desempeña en el ámbito previo a la vía jurisdiccional de lo social, así como en materia de procesos electorales sindicales.

Asimismo, y en la medida en que subsisten las necesidades de urgencia e inaplazable necesidad de cobertura de puestos de trabajo, el Ejecutivo acordó mantener la declaración de cobertura prioritaria de aquellos puestos que fueron declarados en 2017 y que no pudieron proveerse antes del 31 de diciembre.