Garachico reconvertirá el antiguo empaquetado de plátanos en un espacio cultural y social de primer orden

Garachico

El antiguo empaquetado de la Cooperativa Agrícola del Norte de Tenerife (Fast) en el casco histórico de Garachico cambiará más pronto que tarde su razón de ser. Pasará de distribuir plátanos a repartir cultura, una vez que se concrete el ambicioso proyecto de reforma que impulsa el Ayuntamiento garachiquense, con el apoyo del Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, desde que comprara el edificio a finales del año 2017.

Estas tres naves que durante décadas vieron pasar toneladas de plátanos de la Isla Baja se convertirán en un espacio cultural polivalente, de unos 800 metros cuadrados, que llenará el actual vacío de infraestructuras culturales que sufre Garachico.

El alcalde de la Villa y Puerto, José Heriberto González (CC), espera que la obra para reformar este espacio pueda comenzar el próximo año 2020, «después de más de un año y medio de trámites e informes».

El proyecto definitivo ya ha sido presentado al ayuntamiento y remitido al Cabildo de Tenerife para un último informe de Carreteras, en los que supone la última fase de tramitación. La reforma prevé conservar toda la fachada del empaquetado, así como mantener o reconstruir todo el entramado de cerchas metálicas del interior.

Esta iniciativa ha requerido una tortuosa tramitación administrativa, puesto que necesitó de informes preceptivos de Costas, Patrimonio Histórico, Política Territorial y Carreteras.

El edificio se podrá demoler y reconstruir parcialmente, pero dentro de las formas y volúmenes actuales. Una de las complicaciones que presenta el proyecto es la retirada de toda la cubierta de fibrocemento, que contiene amianto y requiere medidas especiales.

 «Se nos ha permitido retirar una importante cantidad de pilares para obtener un interior más diáfano que, mediante paneles móviles, podrá dividirse en hasta tres espacios diferentes», explica el alcalde.

La entrada principal estará en la zona del actual aparcamiento, que se convertirá en una plaza de acceso, y alrededor del inmueble habrá un paseo al borde del mar, con unos seis metros de anchura. En la parte trasera del inmueble se permitirá una nueva construcción que el consistorio pretende sacar a concesión como restaurante o cafetería. Será un añadido posterior que el consistorio prevé licitar después de la reforma del empaquetado, que podría entrar en uso sin que se concluyera esa nueva parte trasera.

González confía en obtener pronto el visto bueno del área insular de Carreteras para, «si todo va según lo previsto», sacar la obra a licitación «en el primer trimestre de 2020». Con unas obras que deberían ponerse en marcha el año que viene, el alcalde de Garachico tiene claro que este mandato debe ser el de la nueva gran infraestructura cultural de Garachico. Un municipio de apenas 4.819 habitantes que puede presumir de una completa agenda cultural, con referentes como el Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias, el festival de danza Cuadernos Escénicos, Paisajes Gastronómicos o Pasen y Vean.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)