Garachico más alerta ante los temporales marítimos

Garachico

Garachico está en la actualidad más alerta que nunca para mejorar su respuesta ante la irrupción de fenómenos costeros adversos. Tras años de reivindicaciones y quejas, el municipio ha logrado la puesta en marcha, junto al Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, de nuevas medidas de control y protocolos de actuación que mejoran la capacidad de respuesta ante los llamados mares de leva, que a lo largo de la historia local han causado cuantiosos daños e incluso algunas víctimas mortales.

El alcalde de Garachico, José Heriberto González, explica al periódico ‘El Día’ que el pasado día 2 de febrero se produjo un hecho histórico que pasó desapercibido: «Por primera vez, la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias declaró una situación de alerta por fenómeno costero adverso circunscrita, únicamente, al término municipal de Garachico».

González llevaba años solicitando que el caso de Garachico se atendiera de forma específica, «ya que no hay otro lugar en Canarias en el que el mar sea capaz de causar daños como los que hemos sufrido aquí de forma reiterada».

Estas alertas específicas no suponen, únicamente, que se advierta del riesgo a la población. «Esto implica la puesta en marcha de unos protocolos de activación de recursos que hasta ahora no estaban a nuestro alcance», recalca el alcalde.

Aunque la alerta del primer fin de semana de febrero se cerró sin incidentes de importancia, Garachico contó desde un primer momento con el apoyo de la Guardia Civil de Tráfico, para el cierre de la avenida y los desvíos de vehículos; el área de Carreteras del Cabildo insular, y el Gobierno de Canarias.

«La mejora es sustancial porque ya no estamos hablando de que el ayuntamiento debe decidir, a ojo, si se cierra la avenida. Ahora es el Gobierno de Canarias el que toma la decisión, teniendo en cuenta el criterio de los técnicos, y desde el primer momento contamos, además, con la activación de recursos complementarios. Antes nos tocaba hacerlo todo solos y por intuición», explica González.

«Todas las administraciones se ponen ahora en marcha cuando se declara una alerta en Garachico -insiste el alcalde-, lo que supone una mejora notable para nuestra seguridad».

La boya instalada en la costa garachiquense sigue recabando datos para terminar de perfilar un modelo más fiable de predicción de fenómenos costeros en la Villa y Puerto.

«El modelo se irá mejorando con los nuevos datos, pero en la última alerta ya demostró que ofrece datos más fiables -añadió-. El litoral se dividió en 14 sectores y los técnicos advirtieron de un mayor riesgo en dos sectores concretos, en la zona del campo de fútbol, que fueron, precisamente, los lugares por los que el mar llegó a subir».

Un equipo de meteorólogos y técnicos del Gobierno de Canarias, Grafcan y la Universidad de Cantabria trabaja en este sistema de detección y prevención de fenómenos costeros. Una herramienta que estará «perfectamente ajustada a partir del próximo invierno», según augura el alcalde.

Para lo que, al menos de momento, Garachico no encuentra una solución alternativa es para los problemas que genera en las estrechas calles de su casco histórico el desvío de todo el tráfico de la avenida en estas situaciones de alerta.

Fuente: El Día (Raúl Sánchez)