El vicepresidente de Canarias subraya que “la calle va a entender que nos ocupemos de la gente que menos tiene”

Información regional

El vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, detalló hoy martes las iniciativas que promueve el Gobierno -en diferentes ámbitos y materias- para garantizar los recursos precisos que permitan impulsar la agenda social que defiende el Ejecutivo autónomo y, al mismo tiempo, generar empleo y crecimiento económico. “La calle va a entender que nos ocupemos de la gente que menos tiene; que trabajemos por mejorar la sanidad, la educación y las políticas sociales; que luchemos contra el cambio climático o por una vivienda digna”, subrayó.

En sucesivas intervenciones en el Parlamento canario, Rodríguez explicó que todas las negociaciones y propuestas emanadas del Ejecutivo –tanto a nivel canario como español y europeo- persiguen corregir los desequilibrios presupuestarios heredados del Gobierno saliente, por un lado, y obtener los ingresos necesarios para impulsar medidas que permitan a Canarias salir de la cola de los indicadores sociales, económicos y ambientales a nivel estatal.

Las reclamaciones al Gobierno de España para la transferencia de cantidades adeudadas; la negociación que ahora se abre en Bruselas para el mantenimiento de los fondos europeos; la reorientación del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) e, incluso, la lucha contra el fraude y la revisión fiscal, son algunos de los flancos abiertos por el actual Gobierno para mejorar los servicios públicos esenciales y hacer frente a retos globales, como la diversificación económica o la sostenibilidad.

En relación con la fiscalidad, el vicepresidente indicó que la medida más efectiva para garantizar ingresos es la lucha contra el fraude, “de modo que paguen todos los que tienen que pagar” y anunció que la Agencia Tributaria Canaria intensificará su esfuerzo en este ámbito.

No obstante, Rodríguez también señaló que el Gobierno revertirá las rebajas fiscales adoptadas por el anterior Ejecutivo “de manera irresponsable” y sin tener en cuenta las incertidumbres económicas que ya se vislumbraban cuando se adoptaron.

Además, el vicepresidente reprochó al PP que fue “justo en un mandato de Mariano Rajoy, en plena crisis económica” cuando se produjo la mayor subida de impuestos en la reciente historia de España.

Rodríguez recordó que el Ejecutivo canario se enfrenta a un “problema grave” de ingresos que compromete el gasto en los servicios públicos esenciales, al que hay que dar respuesta desde los Presupuestos autonómicos del próximo año.

En esta misma línea, el vicepresidente defendió la negociación abierta con los municipios y Cabildos canarios para rediseñar el Fondo de Desarrollo de Canarias y el Plan Sociosanitario.

Sobre el primero de ellos, apostó por ajustar la planificación a la capacidad real de ejecución de las administraciones y que éstas dispongan del tiempo necesario para realizar las obras, además de avanzar en una reorientación de los ejes de inversión “de modo que se trabaje en infraestructuras relacionadas con la vivienda, el saneamiento, la educación o de carácter social”.

Fondos europeos

El vicepresidente también se refirió a las negociaciones que se abrirán de manera inminente para la concreción del marco financiero plurianual de la UE 2021-207, “tremendamente relevantes, no solo desde el punto de vista cuantitativo, sino también cualitativo”.

El objetivo de Canarias en el proceso que se prolongará durante el primer semestre del año será, al menos, el mantenimiento de los fondos que recibe el Archipiélago en su condición específica de RUP y de aquellos que percibe como una región más europea.

Sobre los primeros, el vicepresidente señaló que de momento hay una propuesta inicial de la Comisión Europea, que básicamente mantiene el nivel de las ayudas del actual período y que es “razonablemente buena”.

Además, la respuesta del Parlamento europeo ha sido la de proponer un incremento de tales fondos con respecto a la idea original de la Comisión en unos 315 millones de euros.

Pero con independencia de la cuantía de los fondos, el vicepresidente señaló que tan importante como aquella es la correcta actualización de los reglamentos, “precisamente las normas que nos permiten gestionar las cantidades que recibamos”.