El uso de mascarilla será obligatorio en espacios cerrados y en la vía pública si no se puede garantizar la distancia

Información regional

El Ministerio de Sanidad publicará una orden para regular su utilización en los próximos días, que ya es preceptiva en el transporte público

El uso de mascarillas será obligatorio no solo en el transporte público, como adelantó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este domingo, sino también en todos los espacios cerrados y en la calle cuando no se pueda garantizar la distancia mínima entre personas. El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado esta tarde en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) ampliar el uso de mascarillas. Será, por tanto, preceptivo en autobuses, metro, tren y taxi, como hasta ahora, y también en espacios cerrados y en la vía pública “si no es posible garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros”, según ha informado Sanidad.

Las recomendaciones, primero, y la obligación, después, sobre el uso de mascarillas han ido variando desde el inicio de la crisis del coronavirus. Primero estaba desaconsejado que personas asintomáticas las llevaran, después pasaron a ser recomendables y finalmente se hizo de obligado cumplimiento usarlas para acceder al transporte público. Hasta ahora, su uso es “muy recomendable” en los lugares donde no se pueda respetar la distancia de seguridad de dos metros. A partir de la publicación de la orden que regulará su utilización, será obligatorio llevarlas para entrar a comercios o cualquier otro recinto cerrado. En el texto se clarificará en qué condiciones deberán llevar los ciudadanos mascarillas también por la calle.

Las recomendaciones, primero, y la obligación, después, sobre el uso de mascarillas han ido variando desde el inicio de la crisis del coronavirus. Primero estaba desaconsejado que personas asintomáticas las llevaran, después pasaron a ser recomendables y finalmente se hizo de obligado cumplimiento usarlas para acceder al transporte público. Hasta ahora, su uso es “muy recomendable” en los lugares donde no se pueda respetar la distancia de seguridad de dos metros. A partir de la publicación de la orden que regulará su utilización, será obligatorio llevara para entrar a comercios o cualquier otro recinto cerrado. En el texto se clarificará en qué condiciones deberán llevar los ciudadanos mascarillas también por la calle.

Para la población general se recomiendan dos tipos de mascarillas: las quirúrgicas y las higiénicas. Están pensadas para evitar que la persona que las lleva pueda contagiar al resto. Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también han ido cambiando a medida que avanzaba la pandemia. Al inicio (y hasta principios de abril) solo se indicaban para las personas que tuvieran síntomas de padecer la enfermedad. Se creía que quienes estaban asintomáticos o sin apenas síntomas no eran capaces de transmitir la enfermedad. El mayor conocimiento de los mecanismos de transmisión ha mostrado posteriormente que un infectado sin síntomas puede contagiar.

Fuente: El País (Elena G. Sevillano)