El Servicio Canario de Empleo acude a los hoteles y acredita las competencias de los trabajadores a través de su experiencia profesional

Información regional

El Instituto Canario de las Cualificaciones Profesionales, adscrito al Servicio Canario de Empleo (SCE),  ha acreditado desde el mes de noviembre pasado a 64 trabajadores del sector hotelero en las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación, tanto de Servicios de Restauración, como de Servicios de Bar y Cafetería. Se trata de  un procedimiento específico de evaluación y acreditación, coordinado con los Hoteles Escuela de Canarias (HECANSA) a través de un convenio que firmaron a finales del año pasado, ambos departamentos y las organizaciones sindicales y empresariales con mayor representación en Canarias.

El director del SCE, Sergio Alonso, explica que “esta actuación se ha desarrollado de un modo personalizado y flexible, el SCE ha acudido a los propios hoteles para facilitar la acreditación profesional a personas que desempeñan su trabajo desde hace tres años como mínimo, lo realizan a la perfección, pero carecen del certificado profesional que siempre es un valor añadido para acceder a un puesto de trabajo”.

Este último procedimiento de acreditación iniciado en noviembre, se centró  en los hoteles de las islas de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura y se presentaron un total de 75 candidatos sin acreditación  oficial, pero que habín desarrollado su labor profesional al menos durante tres años. Del total de candidatos presentados, el 86% consiguieron superar las pruebas y obtener el certificado profesional en Servicios de Bar y Cafetería y Servicio de Restaurante, demostrando su experiencia o su formación no oficial para el trabajo que estaban desempeñando.

“Se trata de una primera convocatoria que ha tenido un resultado magnífico -asevera Alonso- ya que tres de cada cuatro trabajadores que se presentaron obtuvieron el certificado, por lo que  continuaremos con estas convocatorias específicas para acreditar  a los trabajadores del sector hotelero en Canarias”.

Con esta medida, el Instituto Canario de Cualificaciones Profesionales pretende  dar respuesta a las posibles carencias de formación, competitividad, calidad del servicio, atención al cliente o dominio de idiomas extranjeros y dar un certificado a trabajadores de este sector que no disponen de ninguna acreditación oficial.

Los hoteles  que se sumaron en este procedimiento y apostaron por este convenio fueron, en Tenerife: H10 Las Palmeras, H10 Conquistador, H10 Big Sur , Hotel Occidental Contemporáneo, Barcelo Santiago, Hotel Hard Rock, Hotel Catalonia, Mare Nostrum Resort, Sol Tenerife, Iberostar Hotel Mencey en Tenerife. En Gran Canaria participaron Seaside Residencia Gran Hotel, H10 Meloneras, Cordial Mogán Playa, Occidental Margarita Barcelo, Hotel Escuela Santa Brigida, Melia Sol Barbacan y en Fuerteventura el Hotel Playitas Resort.

“Estos procedimientos de acreditación de la competencia profesional adquirida a través de la experiencia laboral  -precisa Alonso- que convocamos periódicamente en diferentes sectores, sitúan a los trabajadores sin estudios en igualdad de oportunidades con respecto a los que sí los tienen y les brinda la posibilidad de seguir desempeñando su profesión con plenas garantías”.

“Además -concluye- la obtención del Certificado de Profesionalidad motiva a los trabajadores a seguir formándose permanentemente permiten dar una mejor respuesta a las necesidades de las empresas pues mejoran su competitividad y contribuyen a la generación de un mercado de trabajo más eficiente, cualificado y de más calidad”.

Los procedimientos de acreditación de la competencia profesional adquirida a través de la experiencia laboral permiten obtener un certificado de profesionalidad que reconozca la competencia de personas que, aunque han trabajado en un campo determinado, no cuentan de una acreditación oficial. Se pueden obtener a través de la vía de la formación  que imparte el SCE o participando en las convocatorias conjuntas, que cada año hacen los departamentos de Empleo y Educación, para que las personas sin titulación oficial puedan acreditar sus competencias profesionales demostrando los aprendizajes adquiridos en su experiencia laboral.