El presidente de Canarias reclama una movilización social por los recortes en los PGE

Información regional

“No podemos volver nuestra mirada al otro lado”. Ese es el punto de partida desde el que Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias, llama a una movilización social ante las sospechas de que en las primeras cuentas que mostrará Pedro Sánchez no se reflejen todos los derechos económicos derivados de la aprobación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) y el Estatuto de Autonomía. “De nada van a servir los esfuerzos realizados en los últimos 20 años si a las primeras de cambio incumplen con unas obligaciones que quedaron definidas en el texto aprobado en octubre del pasado año”, valoró ayer sin ocultar que la vía judicial continúa siendo una salida que está sobre la mesa. “La espera se puede alargar seis años, pero en juego está el futuro de este Archipiélago en las próximas tres décadas”.

La ausencia de noticias sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que han diseñado los socialistas ha encendido las alarmas en el Ejecutivo regional. “No hay ni un solo contacto desde el pasado 28 de diciembre -ese día Clavijo habló por teléfono con la ministra Meritxell Batet-, tampoco a través de nuestra representante en el Congreso de los Diputados”, destacó antes de rescatar que “para aquellos que ponen en duda nuestra buena voluntad quiero recordarles que nunca nos han dado el informe técnico de la Abogacía del Estado que usaron como excusa para quitarnos trescientos y pico millones del convenio de carreteras. Yo no quiero abrir una guerra con el Estado, ni generar tensión con otras siglas políticas”, confesó el lagunero tirando de un ejemplo muy evidente. “Es muy fácil decir que Canarias es la última en materia de dependencia, que está líder en probreza y que su Sanidad es de las peores… Aquí no solo estamos valorando que no lleguen los 400 millones de euros anuales adicionales a las cuentas canarias que se recogen a partir de la aplicación de los dos textos, sino movilizar a la ciudadanía ante el hecho de que algunos tienen un Ferrari y otros debemos ir con un Seiscientos”, criticó.

El próximo lunes es la fecha señalada por el Gobierno insular para poner a disposición de los diferentes grupos parlamentarios un informe de impacto en el que se estima que la cuantía total de compromisos para 2019 por el cómputo del nuevo REF y Estatuto ascendería a 4.962 millones de euros, lo que supone un 10,6 del PIB, y en torno a 100 mil empleos como consecuencia del cumplimiento de estas normas. “El momento es ya. Si finalmente no viene ese dinero -el incremento se cifra en un 11,1% respecto a las partidas asignadas en 2018-, se va a perder durante los próximos 30 años”, demandó sin renunciar a mantener un encuentro con Pedro Sánchez en el transcurso de la visita que tiene previsto realizar el líder socialista, el próximo 17 de enero, a Las Palmas de Gran Canaria.

Clavijo incidió en el hecho de que esto “no debería ser interpretado una cuestión personal, sino una batalla de Canarias en la que nos estamos jugando el futuro de las próximas generaciones. Yo asumiré los errores cometidos en primera persona, pero no los que generen otros. Eso sí, tengo claro que si no conseguimos que ese dinero esté recogido de forma correcta habremos fracasado”. El nacionalista no ocultó que “el peso que tiene en estos momentos CC no es determinante para este gobierno, pero eso no significa que nos tengamos que conformar o que evitemos presentan una enmienda a la totalidad a los presupuestos que dará a conocer el PSOE este vienes. Su contenido real lo veremos cuando lleguen al Congreso, pero imagino que vendrán con algunos efectos sociales que no van a permitir que se vea con claridad lo que nos van a quitar”, argumentó sin esconder que “No se trata de poner 30 millones que se sacan de otro lado. Hay que cumplir lo prometido y sin ánimo de crear polémicas, debo decir que en el pasado me sentí engañado con Pedro Sánchez… No espero grandes alianzas fuera de las Islas, pero aquí debemos pelear lo que es nuestro”, concluyó.

Un puesto de trabajo por cada 50.000 euros del producto interno bruto (PBI) es la pauta que siguió Canarias en 2017 a la hora de generar oportunidades laborales. A partir de ese dato, el presidente Fernando Clavijo puso en tela de juicio el Programa Comunitario de Apoyo a Producciones Agrarias de Canarias (POSEI) adicional, las partidas para la desalación de aguas, los 40 millones de euros para llevar a cabo obras hidráulicas o los 42 destinados a infraestructuras educativas. “En todo este tiempo nos hemos manejado con mucha discreción, nunca contando cosas de antemano que pudieran poner en riesgo la estabilidad de Canarias. Por eso queremos que sea la sociedad la que juegue un rol determinante en este asunto”, trasladó sin cerrar la puerta a nadie que quiera defender los intereses de las Islas: “En el PSC saben que la cabeza de Sánchez está en Cataluña y Andalucía. Él no sigue ninguna pauta, solo contentar a los que apoyaron la moción”.

Fuente: Periódico El Día (J. Dávila)