El PP denuncia que el agua de abasto no reúne todas las garantías para la salud en San Juan de la Rambla

San Juan de la Rambla

El Partido Popular (PP) de San Juan de la Rambla denuncia que este problema del agua de consumo viene sucediendo “mes tras mes durante los tres años de gobierno socialista en minoría”. La portavoz popular en el consistorio local, Liria Falcón señala que esta situación “se ha convertido en un caso habitual sin que la alcaldesa haya asumido las prioridades que merece el caso, por la salud de todos nuestros vecinos”.

Afirman que los altos niveles de fluoruros y sodio “han superado en numerosas ocasiones los 1.5 mg/l permitidos por la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, llegando a presentar niveles mayores a 3 mg/l. A esto se le suma la alta conductividad del líquido elemento lo que convierte al agua de consumo en un elemento insalubre que puede incidir negativamente en la salud de las personas”.

Además, el PP añade que “a este problema de por sí grave se observa -según la denuncia de muchos vecinos- la presencia de residuos en la zona de San José y en concreto en tres urbanizaciones que han provocado la rotura de electrodomésticos, termos, lavadoras y grifería en general sin que se le haya dado una solución económica a estos vecinos según las numerosas quejas recibidas en el grupo de gobierno socialista”.

Para el PP el problema endémico del agua de abasto en San  Juan de la Rambla “es solo la punta del iceberg que ha creado este nefasto gobierno local al que se suma el abandono de todos los núcleos poblacionales. Una localidad, la de San Juan de la Rambla que solo ha visto durante tres años publicidad de proyectos que nunca se han visto materializados y que solo han estado en la mente de la primera edil, Fidela Velázquez”.

Desde el PP exigen a la alcaldesa que “asuntos como el que nos ocupa por ser un problema de primer orden y de salud pública tenga a bien informar a los vecinos y de paso a la oposición política sobre la realidad del agua de abasto en San Juan de la Rambla y por una vez tenga la decencia de no esconderse y de asumir sus responsabilidades”.