El Parlamento de Canarias aprueba las cuentas del ejecutivo de Clavijo para 2018

Información regional

Un mismo presupuesto, aunque con leves cambios tras el pleno de ayer, pero dos visiones diametralmente opuestas. Según detalla el periódico El Día en información redactada por Álvaro Morales, el pleno del Parlamento canario abordó ayer las enmiendas a las cuentas de 2018 y finalmente aprobó la mayor partida de la historia (8.239 millones, un 12,9% más que en 2017). Un récord que, sin embargo, ha concitado menos apoyo que el presupuesto vigente dado que el PSOE, ya plenamente integrado en la oposición (y ejerciendo), se ha sumado a las tesis críticas de Podemos y NC y, si bien con matices, censura al “tripartito” por desaprovechar la coyuntura para intensificar la política social. En el otro lado, CC, PP y ASG negaron, con insistencia, que integren un “tripartito”, por mucho que hayan respaldado las leyes claves del mandato, o que en la negociación de estas cuentas impusieran un rodillo.

El que les reprochó lo del rodillo, si bien un aplastamiento más “suave” que otros años, fue Luis Campos (NC). Le replicó pronto José Miguel Ruano (CC), quien remarcó que, pudiendo zanjar las comisiones en pocos minutos por tener la mayoría suficiente garantizada, optaron, sin embargo, por agotarlas al máximo en busca del mayor consenso posible. Así, remarcó que al pleno de ayer llegaban 101 enmiendas aceptadas de los tres partidos opositores y que, además, se añadiría otra de NC sobre obras hidráulicas por 20 millones.

Ruano, como haría luego su compañera Elena Luis, agradeció la “responsabilidad” del PP y ASG, pero circunscribió este apoyo a las cuentas. Es más, corroboró y realzó las palabras de Casimiro Curbelo sobre que su apuesta no se ciñe solo a los intereses de La Gomera, sino que aporta una visión regional en pro de una Canarias equilibrada, sobre todo para minimizar la doble insularidad y la descompensación que sufren muchas de las islas no capitalinas. Como ejemplo, le reprochó a Podemos que, en Canarias, algunos partidos hagan “lo que Compromís con CC y NC en las Cortes”, al censurarles por defender y apoyar el presupuesto estatal solo si incluye reivindicaciones “egoístas” para su región. Del Río le aclaró luego que Compromís no está en el grupo de Podemos.

En línea con CC, Curbelo insistió en que las cuentas son muy buenas por su salto en servicios básicos, aparte de sostener que su Isla sufre un déficit en muchos ámbitos que, gracias a la relevancia que han tomado sus tres diputados, ahora se visualizan mucho más y reciben, en su visión, la justa compensación pendiente. Entre otras enmiendas incorporadas a última hora a ASG, se incluyó una para paliar los efectos de ciertas especies en la pesca artesanal.

Por su parte, José Tomás Estalella negó que el PP se pliegue a CC o que acudiera al pleno “de rodillas”. Desmintió también lo del rodillo y “tripartito”, remarcando que no han dado un cheque en blanco, sino apoyado unas cuentas que no son las que el PP hubiera hecho, pero que sí mejoraron en la negociación y enmiendas, y que ayudarán a relanzar la economía.

De las enmiendas incorporadas ayer mismo, destacó, sin duda, la de Nueva Canarias para que haya unos 20 millones añadidos para obras hidráulicas que, sobre todo, se destinen a evitar que Tenerife siga vertiendo al mar “55.000 millones de litros de agua diarios al mar sin tratar”. CC insistió en que se podía aceptar ahora esta enmienda tras la firma, el pasado jueves, del convenio hidráulico con el Estado para 2018. Luis Alberto Campos (NC), que abrió el pleno, agradeció al mediodía este cambio, si bien censuró que el presupuesto, pese a los más de 700 añadidos al gasto en comparación con el de 2017, haya olvidado en gran parte dos de los grandes asuntos desde el verano: las microalgas y el 44% de pobreza en las Islas

Campos atribuyó buena parte de esos 700 millones a la negociación de su partido con el Gobierno central y, dada la distribución posterior hecha por el Ejecutivo regional, afirmó que NC hubiera votado en contra del presupuesto autonómico para 2018 aunque el incremento de las cuentas, en vez de mil millones, fuera del doble. En este sentido, censuró lo que, a su juicio, es una apuesta totalmente insuficiente por áreas básicas, aunque Sanidad disponga de casi 300 millones más. En su opinión, lo que ha hecho el “tripartito” es ampliar un poco la mayoría de partidas, pero sin una política clara ni potente, por ejemplo, en Turismo. Además, y aunque haya 3 millones por una enmienda para la educación de 0 a 3, cree que también se flaquea en este ámbito, reiteró su crítica a no graduar el impuesto de Sucesiones, y sostuvo que los 15 millones para el plan de pobreza, aparte de ser profundamente insuficientes, se han diluido al extraerse de otras materias sociales delicadas.

En una línea similar se pronunció Esther González, mientras que Luis les replicó, entre otras cosas, que el gasto social y para pobreza no se limita a 15 millones, sino al 80% de las cuentas.

Lavandera le critica al PP que “venga de rodillas”

Iñaki Lavandera ejerció ayer, sin paliativos, de portavoz presupuestario del PSOE y, aunque repitió lo de “tripartito”, algo que considera innegable, desmintió frente al PP que usara el término “rodillo”, que sí empleó Campos (NC). No obstante, y en réplica a Estalella (PP), acusó a los conservadores de acudir a la sesión de ayer “de rodillas” por plegarse de entrada a los intereses de CC apoyando, casi de forma acrítica, las cuentas. A su juicio, el proyecto económico es una evidente ocasión perdida porque el incremento de casi mil millones no tiene un reflejo proporcional en políticas sociales, sanitarias o educativas. Ya por la tarde, defendió las enmiendas del PSOE para que, entre otras cosas, se destinasen 50 millones a complementar las pensiones no contributivas, para que se añadieran 15 millones más a emergencia social, 14 para suplementar la dependencia, diversas partidas para educación (como para que los universitarios que aprueben el 100% tengan al siguiente año los créditos gratis), o 500.000 euros para las capitales de islas periféricas por esa condición. Además, reclamaban más dinero para el puerto de El Cotillo y Playa Santiago (transada por el “tripartito”), así como un millón para “comenzar” el de Fonsalía, con un guiño sarcástico a Pitti, que lleva la voz de CC en las reivindicaciones del Sur de Tenerife.

Intervención potente y coral de Podemos

En una intervención coral, dado que se repartieron el tiempo para que cada uno de sus 7 diputados defendieran las enmiendas de las áreas que más dominan, el grupo de Podemos reiteró las críticas al presupuesto de NC y PSOE, pero fue, incluso, más allá. Así, su portavoz, Noemí Santana, censuró el gasto en asesores y Presidencia y propuso cambios en los gastos que representan los diputados para reforzar el Comisionado de la Transparencia y la Audiencia de Cuentas, así como habilitar un espacio en el edificio anexo a la Cámara para propiciar la participación de colectivos sociales. Además, Manuel Marrero exigió una mayor apuesta por el personal educativo, Márquez criticó la debilidad del área turística, cultural y deportiva; María del Río y Concepción Monzón se centraron en las lagunas sociales, Natividad Arnaiz en las de infraestructuras y Francisco Déniz en las flaquezas en los sectores primario e industrial si se quiere cambiar el modelo productivo, así como en medio ambiente ante el cambio climático.