Periodismo Cercano

El Mirador del Mazapé revive como albergue para senderistas

San Juan de la Rambla

Un albergue para senderistas es el nuevo destino que ha ideado el Ayuntamiento de San Juan de la Rambla para evitar que el edificio del Mirador del Mazapé acabe convirtiéndose en una instalación ruinosa, tras que se cerrara al uso desde 2013 y sufriera varios actos vandálicos y de espolio.

La obra, que responde a un proyecto redactado por la Oficina Técnica Municipal que tutela la alcaldesa Fidela Velázquez,  parte de un presupuesto estimado de 182 mil euros incluidos dentro del Plan de Inversiones de la Villa, y se centran en transformar en albergue el actual edificio dedicado a restaurante. Para ello se contempla la creación de cuatro habitaciones para visitantes y una para el personal de la instalación con idea de albergar hasta 22 personas. Por otro lado, se realizan modificaciones en los aseos y zona de duchas para obtener dos zonas independientes. Lo mismo ocurre con los aseos. Por último se crea un cuarto para lavandería con acceso desde el exterior.

Partiendo de la base de realizar únicamente obras en el interior del edificio, se ha diseñado la reforma intentando mantener gran parte de las actuales dependencias, dado que las mismas son compatibles y necesarias para el nuevo uso. En este sentido, se mantienen la cocina, almacén, cuarto de instalaciones, aseos, hall-recepción y comedor. Además, en los exteriores no se realizarán obras de modificación, únicamente limpieza de maleza de los jardines y reparación de barandillas y cerramiento exterior.

Asimismo, se contempla la reparación de los daños que afectan tanto a elementos exteriores como interiores, dedicando gran parte del trabajo a la sustitución de la carpintería de aluminio exterior, la carpintería de madera interior, aparatos sanitarios, instalación eléctrica, instalación de fontanería y equipamiento.

Cabe recordar que el Mirador del Mazapé, sito en el lugar del mismo nombre en el barrio de La Vera en la zona de influencia del Parque Nacional del Teide y en el espacio natural denominado “Paisaje protegido de Los Campeches, Tigaiga y Ruiz”, inició su construcción por el ayuntamiento en la década de los noventa y posteriormente fue terminado por el Cabildo Insular de Tenerife en la primera década de este siglo, así como su equipamiento, jardines exteriores y su puesta en marcha.

El Mirador del Mazapé fue incluido en la Red Insular de Miradores en el año 2003, siendo la propia Entidad Insular la encargada de llevar a cabo en varias ocasiones, el expediente de adjudicación para la explotación del referido inmueble hasta el año 2011.

“Dada la especial ubicación de la instalación, hemos considerado de mayor utilidad prestar un servicio de hospedaje para los senderistas que pasan a diario por la zona usando alguno de los senderos que entraman la red municipal. Esto además viene a solucionar la reducida oferta de establecimientos hoteleros de nuestra Villa y sirve como refuerzo al impulso turístico de cara al exterior”, especifica Velázquez.

Lo último de San Juan de la Rambla

Arriba ......