El gobierno de San Juan de la Rambla solicita a TITSA la restitución en el municipio del servicio habitual de guaguas

San Juan de la Rambla

El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla solicitará a TITSA que restituya los itinerarios y frecuencias de las líneas de guaguas que transitan por el municipio, añadiendo una serie de mejoras que optimizarían el servicio y darían solución a los problemas de movilidad a los que se enfrentan los vecinos a diario. Así se decidió en una reunión vecinal celebrada este jueves en la que la alcaldesa Fidela Velázquez se comprometió a trasladar a la empresa de transportes todas las peticiones expuestas por los asistentes.

Entre los inconvenientes más señalados por los vecinos durante la reunión destacó la obligación de tener que efectuar un mayor número de transbordos para realizar un recorrido que anteriormente se hacía de manera directa, el aumento del tiempo que ha de emplearse para realizar los recorridos, el cambio en los horarios o que la reciente modificación en las líneas haya provocado que núcleos urbanos se quedaran sin servicio.

Para erradicar las contrariedades anteriormente señaladas, la alcaldía trasladará un informe a TITSA en el que se recoge la petición expresa de que, entre otras medidas, recupere la trayectoria anterior de la línea 354, añadiéndole a su tránsito la petición de que circule por la carretera general de San José en todos los horarios de uso, que la 364 preste servicio todos los días de la semana, incluyendo sábado y domingos, que la 363 vuelva a prestar el servicio atendiendo al itinerario anterior al cambio y que las líneas 106, 107 y 108 respeten el recorrido habitual. De igual manera, Velázquez, en nombre de los vecinos, pedirá la disposición de nuevas paradas más útiles dado los recorridos y necesidades de pasajeros, la mejora de otras que se encuentran en un estado inadecuado y la dotación de más líneas que faciliten el uso de transporte público en los núcleos poblacionales más alejados de la zona comercial.

La alcaldesa Fidela Velázquez subraya que “muchos de nuestros vecinos dependen a diario del transporte público. Las guaguas deben facilitar la movilidad, no ser un medio lleno de cortapisas. Sólo pedimos que se nos devuelva el servicio tal como nos merecemos, no que se nos trate como ciudadanos de segunda. Confiamos en que TITSA recapacite. Su modificación en el transporte sólo beneficia a la propia empresa, maltratando al Norte con una nueva forma de aislamiento”.