El gobierno de Icod inicia la obra del paseo de la playa de San Marcos

Icod de los Vinos

El grupo de gobierno en el Ayuntamiento de Icod de los Vinos, a través de la Concejalía de Urbanismo, inicia las actuaciones encaminadas a la rehabilitación del paseo marítimo de la playa de San Marcos, una obra con un presupuesto cercano a los 400.000 euros que financia el Cabildo al 80% y el ayuntamiento al 20%. Se trata de una intervención que abarcará 1.300 metros cuadrados.

Este proyecto contempla la reforma interior de aseos y vestuarios; la conexión del saneamiento de los locales a nivel de playa con la red pública del paseo superior; la reforma del acceso central de la playa para que sea accesible; la rehabilitación de la escalera de acceso a la zona de baño; la sustitución de la balaustrada, las jardineras y las barandillas del paseo y la zona sobre locales; la renovación de la red de aguas y canalizaciones; la demolición de la fuente para crear un espacio con plataformas, escaleras y zonas de sombra con pérgola y mobiliario, entre otras actuaciones.

El gobierno de Icod informa de que «esta inversión fue decidida en el mandato 2011-2015, concretamente a través de una propuesta del concejal de Urbanismo y Obras, Ramón Luis Socas, elevada a la junta de gobierno local celebrada el 3 de abril de 2014». A su juicio, «facilitará la potenciación de las actividades económicas y de ocio, la mejora de la estética, y pondrá en valor todo el entorno de la playa de San Marcos». Aparte de los problemas en la zona de baño, «los establecimientos cercanos y los accesos presentan un estado muy mejorable que es necesario modernizar». Está previsto que las obras concluyan en unos seis meses.

«Esta actuación, cuya ejecución estaba planificada para el bienio 2016-2017, ha sufrido un lamentable retraso, debido entre otras circunstancias a la comunicación hecha al ayuntamiento el 17 de octubre de 2017, por parte del Servicio Provincial de Costas dependiente del Ministerio de Medioambiente, en la que se decía que ciertas obras descritas en el proyecto invadían el dominio público terrestre, lo cual supuso una modificación del proyecto y, por tanto, llevar a cabo engorrosas y costosas gestiones que ha debido realizar el gobierno actual para obtener las correspondientes autorizaciones, primero de la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias y, después, del Servicio Provincial de Costas», explica el gobierno local.

«Una vez superados todos estos trámites se obtuvo la autorización de Costas el 8 de junio de 2018 y, a partir de ese momento, se inició la licitación de la obra con la firma el 22 de abril de 2019 del acta de comprobación de replanteo», según explica el edil de Urbanismo, Ramón Luis Socas, quien subraya que «para evitar perder la subvención del Cabildo, hemos negociado con el consejero de Cooperación, Aurelio Abreu, la suspensión del plazo de ejecución que finalizaba el 31 de julio de 2018 y la concesión de una prórroga, que finaliza el 30 de noviembre de 2019. Por ello, expresamos también nuestro agradecimiento al Cabildo».