El equipo gobernante del Ayuntamiento de Icod se congratula de que la Consejería de Sanidad se tome en serio las urgencias pediátricas

Icod de los Vinos

El Gobierno local en el Ayuntamiento de Icod de los Vinos se congratula de que la Consejería de Sanidad del Ejecutivo regional “aparentemente se tome en serio las urgencias pediátricas en el Hospital del Norte” con el anuncio de la mejora de este servicio con el establecimiento de un circuito diferenciado, tras las presiones políticas y ciudadanas que exigían una solución a un problema comarcal de vital importancia.

No obstante, el Gobierno icodense mantiene su “escepticismo tras las continuas promesas incumplidas del consejero de Sanidad José Manuel Baltar”. En esta línea, consideran “determinante” las campañas y las concentraciones llevadas a cabo para la puesta en marcha del servicio de urgencias pediátricas, que contó con el respaldo de todas las fuerzas políticas con representación a excepción de Coalición Canaria; seguimos sin entender  por qué el Gobierno regional espera convocar una reunión y darse un baño de masas para anunciar una medida como esta, en la cual supuesta se mejorará el servicio después de más de un año de reivindicaciones”.

“El tiempo de escuchar las demandas ya pasó, y es el momento que se den cuenta de lo preeminente en materia sanitaria en la comarca;  si quieren sacarse la foto y copar la esfera mediática, muy bien, pero den una solución real al calvario por el que pasan muchas familias que tienen que recorrer más de 50 kilómetros hasta el Hospital Universitario de Canarias”, subrayan.

Por último, advierten que “la falta de previsión y concienciación del Ejecutivo canario con la instalación hospitalaria ubicada en Buen Paso pone en riesgo a cerca de 50.000 habitantes del Norte; seguimos exigiendo que se dote al centro hospitalario de todos los recursos para convertirse en un hospital de segundo nivel”.