El consejero de Obras Públicas explica en el Cabildo el proyecto del Anillo Insular

Información insular

El Cabildo de Tenerife ha acogido en la mañana de este miércoles un encuentro para analizar con los portavoces de los grupos políticos el proyecto del Anillo insular aprobado recientemente por parte del Gobierno de Canarias. El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Ejecutivo Regional, Pablo Rodríguez, afirmó tras el encuentro que “este proyecto, de más de 320 millones de euros, es muy importante puesto que además de mejorar la conectividad de la isla de Tenerife, va a generar empleo en el sector de la construcción, por lo que resulta clave que las obras se inicien el próximo año y no demorarlo más”.

En esta línea y ante las críticas que publicadas estos días señaló que “cambiar el trazado de la vía supondría una modificación de la Declaración de Impacto Ambiental algo que hubiera retrasado el inicio de la obra al menos cuatro años más y en estos momentos con la situación de congestión de tráfico los ciudadanos de Tenerife no pueden esperar más”.

En este sentido, Pablo Rodríguez explicó que en la licitación estará incorporado un “modificado previsto”, una figura recogida en la nueva ley de contratos del sector público, que incorporará un carril lento de aproximadamente 2 kilómetros en sentido ascendente. Recordó que “a lo largo del túnel de Erjos, de 5 kilómetros, habrá dos carriles por sentido en dos túneles paralelos”. El Cabildo y el Gobierno han tenido claro que esta es una prioridad para la Isla que se suma al trazado del carril Bus Vao de la TF-5 y el inicio de los trabajos en la zona de Las Chafiras.

Para el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, “este es un paso más pero seguiremos atentos al seguimiento” de todas estas actuaciones. “Desde noviembre de 2015 nosotros hemos definido las actuaciones prioritarias para Tenerife y queda trabajo por hacer también en la autopista TF-5 con el diseño del carril Bus VAO y la licitación del proyecto y obra de la TF-1”, indicó. “Hoy se han aclarado muchas dudas y los grupos se han dado cuenta de que ésta ha sido la mejor decisión por parte del Gobierno de Canarias para acelerar la ejecución del anillo puesto que una modificación hubiera supuesto una tramitación de dos años más de demora”, aseveró.