El Cabildo tinerfeño adapta su planeamiento a la Nueva Ley de Suelo y de Espacios Protegidos

Información insular

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha informado este miércoles, en compañía del consejero de Política Territorial, Miguel Ángel Pérez, de que el Pleno del Cabildo abordará el próximo viernes la revisión del Plan Insular de Ordenación del Territorio, PIOT, como consecuencia de la entrada en vigor, el pasado mes de septiembre, de la nueva Ley de Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias. En su intervención, hizo alusión a la simplificación administrativa que se derivará de este procedimiento de revisión.

Carlos Alonso explicó que “el Parlamento dictó una ley que entró en vigor en septiembre del pasado año con el objetivo de simplificar los trámites para el desarrollo de la planificación territorial y la planificación urbanística, de forma que eso permitiera desarrollar proyectos de interés para la economía del territorio de las islas”. Añadió que “en línea con eso, nosotros hemos ya dado pasos importantes, como la creación de la Comisión de Evaluación Ambiental, que es el órgano que va a sustituir a la Cotmac en el caso de los proyectos de la isla de Tenerife. Nos va a permitir agilizar la tramitación ambiental de los proyectos que tienen vinculación con la Isla”.

El presidente insular indicó que “el otro paso que vamos a dar en el Pleno de este mes es la derogación de muchos  de los elementos del PIOT que ahora ya no son conforme a la Ley, en este espíritu de simplificación, y ello que va a permitir también, por ejemplo en el ámbito de la extracción de áridos, simplificar la tramitación administrativa de muchos proyectos”. Afirmó que “la Ley de Suelo ya está produciendo sus efectos, y en el caso de la isla de Tenerife, y la simplificación a través de la derogación de determinados elementos del PIOT, va a ser muy positiva.”

Por su parte, Miguel Ángel Pérez hizo especial hincapié “en la etapa de transformación que la Ley de Suelo ha supuesto para la arquitectura urbanística de la Isla”, y resaltó que “por ello tenemos una visión nueva de la protección del territorio, adaptada a la Ley, que nos proporciona las herramientas para trabajar con garantías”. “La Ley nos exige profundizar más en los ámbitos en los que ya tenemos competencia –apuntó- y viene  a saldar una demanda histórica en la clarificación de dichas competencias”.

Con esta revisión se pretende dar seguridad jurídica a los procedimientos, teniendo en cuenta su impacto en los planes generales de los 31 ayuntamientos de Tenerife. Del mismo modo, supone un paso importante para clarificar las acciones que dejan de estar autorizadas en el marco de nueva Ley. La complejidad de este trabajo se traduce en la derogación del 30 por ciento de las disposiciones recogidas actualmente en el PIOT, el traslado del 50 por ciento de sus normas dentro del mismo documento, y la supresión o corrección del 5 por ciento de las mismas, con lo que tan solo el 15 por ciento de la normativa mantienen su redacción actual

El nuevo documento analizará y recogerá los usos turísticos, residenciales, del sector servicios y de actividades económicas y productivas, además de otras actuaciones o usos para la logística pública o de empresas privadas, además de las acciones vinculadas con el sector primario, cinegéticas o forestales, entre otras.

Una vez aprobado el informe por el Pleno del Cabildo, se publicará para informar sobre el estado de vigencia de cada una de las disposiciones, tanto de las normas, como de los planes. Además, esto lleva implícito la supresión de textos normativos, su traslado dentro del mismo documento, rehacer los planes y la definición de los trabajos que han de hacerse para completar el PIOT con los contenidos que le asigna la Ley.

De esta manera, el Cabildo cumple con la Disposición Derogatoria Única de la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegido de Canarias, que establece que “quedan derogadas cuantas determinaciones contrarias a lo dispuesto en esta Ley se contengan en los instrumentos de ordenación vigentes en el momento de su entrada en vigor, en particular las determinaciones urbanísticas del planeamiento insular. En aras de la certidumbre jurídica, las administraciones en cada caso competentes adaptarán los instrumentos de ordenación a este mandato, suprimiendo las determinaciones derogadas por esta Ley”.

En la elaboración de dicho informe destacan los siguientes criterios:

–    El PIOT recogerá el planeamiento de relevancia insular sin que suponga vaciar de contenido la potestad municipal
–    Para mantener vigente una disposición del PIOT debe estar amparada en la Ley de Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, directa o indirectamente
–    Para que una disposición se derogue debe justificarse su contradicción con la citada Ley
–    Se mantiene el carácter de Plan de Ordenación de Recursos Naturales, PORN, y la zonificación exhaustiva de la Isla, lo que no autoriza a una regulación de todos los ámbitos resultantes de la misma
–    Las normas han de ser de directa aplicación, lo que supone que muchos contenidos han de trasladarse a otros documentos del PIOT, no derogarse.

Los acuerdos a los que se lleguen se trasladarán tanto a ayuntamientos como a colegios profesionales relacionados con el urbanismo, de forma que puedan solventarse dudas o problemas derivados de la entrada en vigor de la nueva Ley.