El Cabildo destina un millón de euros para la mejora de la seguridad del Barranco de Masca

Buenavista/Información insular

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medio Ambiente, invertirá aproximadamente un millón de euros en las obras de mejora de la seguridad del Barranco de Masca, ubicado en el Parque Rural de Teno. La decisión fue adoptada por el Consejo de Gobierno en la sesión de este martes 27 celebrada bajo la presidencia de su titular, Carlos Alonso.

Una vez aprobado el proyecto, se someterá a información pública y, cumplidos los plazos legales, se procederá a licitación. La previsión es ejecutar las obras durante el presente ejercicio, siendo el plazo estimado de las mismas de seis meses.

El objeto del proyecto es reducir los actuales puntos de riesgo existentes en el camino, procurar el mantenimiento del sendero y favorecer el control de visitantes. Para abordar dichos objetivos, el proyecto contempla diferentes líneas de actuación. Así, se contempla la definición del trazado principal y de los secundarios, rescatando e incorporando a los mismos pequeños tramos de caminos tradicionales históricos; incluyendo trabajos de adecuación, señalización y mejora de la seguridad.

Además, se realizará el diseño de tres puntos de control de la visita al barranco (al inicio, en un lugar intermedio y al final, en el embarcadero de Masca) y se procederá a la mejora de la accesibilidad exterior del futuro Centro de Visitantes y su conectividad con los itinerarios a pie establecidos en el Caserío de Masca.

El Cabildo invertirá unos 2,1 millones de euros durante el presente año en la mejora de los espacios e infraestructuras que conforman el Parque Rural de Teno.

Entre las obras previstas destacan la mejora del firme de las pistas de Los Dornajos y Los Partidos, el saneamiento de aguas residuales en Los Bailaderos y Las Lagunetas, la habilitación de vías de escape y cortafuegos en diferentes puntos del Parque y la mejora y el mantenimiento de sus áreas recreativas y senderos de la zona.

Asimismo, está prevista la adquisición de terrenos para nuevas zonas de aparcamientos como medida de regulación en la Punta de Teno, donde también se ofrecerán servicios de vigilancia e información.