El ayuntamiento de San Juan de la Rambla aumenta la frecuencia de los plenos ordinarios

San Juan de la Rambla

El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla aprobó recientemente en Pleno una propuesta de la Alcaldía que, buscando garantizar la agilidad y eficacia del trabajo municipal, aumenta la frecuencia de celebración de los Plenos Ordinarios para asegurar que todos aquellos aspectos que requieran trámite a través de este tipo de sesiones de carácter ordinario, no se queden esperando a la convocatoria trimestral que establece la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local para municipios de hasta 5.000 habitantes.

Así, el Consistorio ramblero reduce el plazo consiguiendo que se celebren sesiones ordinarias al menos una vez cada bimestre manteniendo la frecuencia que se venía desarrollando hasta la fecha y facilitando el trabajo de la Corporación Municipal, que podrá elevar sus propuestas sin riesgo a que éstas queden inviables o a destiempo por la dilatación de plazo.

Del mismo modo, la propuesta, que fue aprobada por unanimidad de la Corporación, mantiene la idea de que las sesiones ordinarias bimensuales se realicen en horario de tarde, fijando para ello el último jueves del mes par correspondiente a partir de las 18.00 horas. Este hecho subraya, tal como apunta la alcaldesa Velázquez, “la transparencia absoluta en la gestión municipal pues permite que en este horario puedan acudir los vecinos para estar presentes en las resoluciones que se adopten en el mayor órgano de decisión de nuestro municipio”.

En lo que respecto a las sesiones extraordinarias y las de carácter urgente, tendrán lugar en los casos y condiciones que prevé la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, según redacción dada por la Ley 11/1999, de 21 de abril.

“El Grupo de Gobierno en su totalidad estuvimos de acuerdo en adoptar esta medida para evitar un posible estancamiento en el desarrollo diario de las propuestas propias de cada concejalía. Así se lo hicimos saber al resto de integrantes de la Corporación, quienes entendieron que un pleno cada tres meses, aun cuando así lo establece la Ley, resulta ineficiente para un municipio que a pesar de su reducido tamaño, soporta un sustancioso peso de trabajo y acción diaria”, concluye la alcaldesa Fidela Velázquez.